Milagrosa oración por un hijo en día de cumpleaños ¡Cumple todos sus deseos!

Milagrosa oración por un hijo en día de cumpleaños ¡Cumple todos sus deseos!

El día de aniversario de nacimiento es una oportunidad especial para hacer una milagrosa oración por un hijo en día de cumpleaños. Usualmente este día deseamos muchas cosas para esa persona especial. En este caso, es momento de meditar cuál o cuáles son los deseos de este hijo, y pedir a Dios por su(s) cumplimiento en clamor al padre celestial.

Cuando oramos a Dios, sabemos que él ya conoce lo que vamos a pedirle, y su Palabra dice que sí sabemos que él está oyendo nuestra oración, podemos estar confiados y seguros de que obtendremos lo que le hemos pedido, 1 Juan 5:15. Entonces, sin ninguna duda, tu oración ya Dios la conoce y está trabajando para cumplirla.

Índice

    Oración por los deseos de un hijo en su cumpleaños

    Vemos los milagros de Dios realizarse en nuestras vidas cuando oramos con fe. Esto significa que tu oración debe ser constante y con acción de gracias, como si ya, lo que has pedido, ha sido cumplido por Dios, Marcos 11:24 y Colosenses 4:2.

    Padre poderoso,

    bondadoso y celestial,

    gloria a tu nombre

    en todo tiempo.

     

    Vengo a ti en este día

    principalmente para agradecerte

    por el tiempo que me has permitido

    disfrutar de mi hijo/a.

     

    Me regocija verle crecer

    y te bendigo por darle un día más

    en el que cumple un año

    de tu maravillosa misericordia en él/ella.

     

    Te doy gracias por su salud,

    por su vida,

    por su amor y por su sonrisa.

     

    Continúo agradeciéndote

    por todas y cada una

    de las cualidades que

    has colocado en él.

     

    Son esas virtudes las que lo definen

    como único y especial para mí.

     

    También he venido a pedirte, mi Señor,

    que escudriñes su corazón,

    para que te sean revelados

    sus más sinceros y bellos deseos.

     

    Conoce sus anhelos,

    te pido que puedas

     identificar sus sueños y metas,

    y lo impulses a luchar por ellos,

    a cumplir sus proyectos.

    Quizás son aspiraciones familiares,

    laborales, ministeriales

    o deseos materiales.

     

    Sólo tú puedes identificar sus deseos,

    te pido que se los puedas conceder

    de acuerdo a tu voluntad para él.

     

    Que cada decisión que tome

    le dirija al ejercicio

    de un aspecto de sus metas

    y que todos sean llenos de ti

    para que cumpla con el

    propósito de servirte.

    Padre, lo mejor que puedo hacer

    es darle a mi hijo esta poderosa oración.

     

    Mas tú, Señor,

    tienes abundancia

    de tesoros para él.

     

    Termina en él

     la obra que comenzaste,

    moldéalo conforme a tu diseño.

     

    Transfórmalo,

    para que pueda ser

    un hombre de bien,

    agradable a tus ojos

    y que aprecie todo lo que le das.

     

    Gracias te doy

    porque sé que

    has oído mi clamor.

     

    Gracias mi Señor

    porque estoy segura

    de qué cosas grandes y hermosas

    tienes preparado

    para entregarle a mi hijo/a.

     

    Te agradezco porque confío

    en que sus deseos serán concedidos,

    que en ese oficio para el cual le has creado 

    y has colocado como deseo en su corazón,

    será prosperado/a.

     

    Te pido que esa familia de ensueño

    será construida de tu

    mano para él/ella.

     

    Que el ministerio

    para avivar sus dones

    le será entregado

    más pronto de lo que esperamos.

     

    Gracias por tantas

    bendiciones para él/ella,

    y, por supuesto, para mí,

    porque su felicidad

     

    Te bendigo padre,

    porque cada día

    enseñas a mi hijo/a

    a ser más íntegro/a.

     

    Anhelo que tu amor

    siga abundando en él/ella

     y que pueda rescatar más almas

    para servirte y glorificarte.

     

    Que toda la honra sea tuya mi Dios,

    en el nombre de Jesús,

     

    Amén.

    ¡Adora al Dios vivo, porque el regalo ha llegado!

    ¡Enhorabuena! Tu fe ha permitido que Dios te muestre su fidelidad. Por amor a su nombre, tu hijo/a debe estar siendo dirigido/a hacia el camino que le lleva al regalo de Dios, principalmente la salvación, y sucesivamente los deseos que Dios ha colocado en él/ella. Por eso, ante tantas buenas noticias lo mejor es adorar a Dios.

    Dale toda la gloria a él, quien vive y que es el único capaz de conceder tales milagros. Recuerda que él se manifiesta en medio de las alabanzas en espíritu y en verdad, como lo hizo con Pablo y Silas, Hechos 16:25-26. Realiza esta milagrosa oración por un hijo en día de cumpleaños ¡y que se cumplan todos sus deseos!

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ¿Qué te pareció este artículo?

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Leer Más