Saltar al contenido

Oración del catequista Juan Pablo II para bendecir la mesa

20 mayo 2020
Oración del catequista Juan Pablo II para bendecir la mesa

Comer en familia agradeciendo de las bendiciones que Dios nos da como familia para poder tener los alimentos y el pan del día a día, es una noticia la cual con gratitud se debe demostrar esa muestra de cariño, tal como sea tu amor por la religión católica esta oración del catequista Juan Pablo II para bendecir la mesa, aparte de maravillosa crea ese lazo de unión en tu familia.

Cabe destacar, que la forma de usar este tipo de plegaria te servirá para tener el poder y la naturalidad gloriosa del manto que resguarda la salud y prosperidad de tu hogar.

Oración de Juan Pablo II para bendecir la mesa en familia

Unificar siempre a tu familia en oración, en relación a otros hábitos que ejecutan muchas familias es una rutina maravillosa, sobre todo para demostrar la gratitud por un día más y sentir esa sensación de compartir con tus seres queridos:

Dicho esto, esta plegaria será de

total ayuda para ti: Querido Papa,

amigo mío y de toda mi familia.

 

Valoro tu sabiduría en cada momento,

ya sea de situaciones favorables o

desfavorables por la que esté pasando,

 tú me demostraste el valor de la unión.

 

Ese ejemplo a seguir es lo que deseo

crear con mis seres queridos,

a diferencia de antes teníamos

el hábito de cada quien comer por su lado.

 

En relación con el contacto y la

comunicación, realmente era mínima,

por supuesto, esto a largo plazo

a tenido infinidades de problemas.

 

Desde hace unos días comenzamos

con esto, al comienzo mis hijos

y mi pareja estaban extrañado.

 

Ahora estamos un poco más

adaptados y cada quien sabe lo

hermoso que es comer en la mesa

familiar,  por lo visto, era algo que no

teníamos bien estipulado.

 

Lo grandioso de la vida, es que

nunca es tarde para ejecutar,

por ende, Catequista Juan Pablo.

 

Pido por la bendición de estos

alimentos, en efectos estos llegaron

gracias a la intercepción y

el poderío de nuestro Dios Padre.

 

El no has maravillado con múltiples

milagros, entre ellos la de no tener

la necesidad de sufrir o entrar en

crisis por el dinero.

 

Bendice a cada uno de los miembros

de mi familia, después de una larga

jornada esperamos compartir este

momento para nosotros y dejar el

ajetreo del día a día a un lado.

 

Durante estos minutos, aprovecharemos

con exactitud cada segundo.

 

Nos reiremos de nuestras aventuras

en el día y seremos fieles a tu

palabra nuestro Padre Querido.

 

Se parte de nosotros en esta

plegaria, milagrosa y poderosa,

al contrario de otros rezos,

este viene cargado de la fuerza

de la unión familiar.

 

Un hecho grandioso que se, que no

se vive en todos los grupos familiares.

 

Nosotros estamos bendecidos por

tu amor, resguardo y confianza,

es el motor que nos inspira.

 

Como buenos fieles a tu palabra,

Cristo Amado, Deseo dedicarte esta

oración del catequista Juan Pablo II

para bendecir la mesa.

 

Queremos cada uno aprovechar

este momento, con tu gloria

recibir al Espíritu Santo.

 

Tu amor permite que todo esto

sea posible, guía a cada uno por el

sendero correcto y que ninguno

tenga ninguna dificultad.

 

Permite el milagro de cada uno cumplir

sus metas y deseos, por consecuente,

unimos nuestras manos para que la

plegaria tenga fuerza.

 

Mientras esperamos tu llegada,

también bendice a todas las

familias del mundo.

 

Ahora, aunque el tiempo pasa de

una manera impresionante, jamás se

tiene que olvidar tu respaldo Amado

Juan Pablo, transmite estos deseos

al Todopoderoso.

 

Estamos consciente que su milagro

será concebido en nuestro

camino por siempre.

 

Amén.

¿Cuándo asumió Juan Pablo II?

La elección para llevar la batuta como máximo líder en representación de la iglesia católica fue precisamente en el año 1978, transformándose en el primero en no ser de nacionalidad italiana llevando este honor como misionero en ayuda siempre del prójimo.

Con su mas de 40 años, como capitán de la caballería. Finalmente dedicarle esta oración a Juan Pablo II para bendecir la mesa, así como nutritiva. Logra la unión de la familia en todos los sentidos, es recomendable comenzar este pequeño rito familiar y veras las lluvias de bendiciones que cada uno comenzara a recibir.