Saltar al contenido

Oración arrepintiéndome por las omisiones y pidiendo perdón

10 marzo 2020

Estimado lector, Jesús hace el llamado a entrar confiado al trono de la gracia; él y exhorta y guía en su palabra afirmando: “que todos los que en secreto le son fiel en público el los recompensará” con esta franca, humilde y sincera oración de arrepentimiento y perdón; te invito a que la realices con tus seres queridos y amigos. Incluso te servirá para superar todos los problemas que tengas en tu vida personal.  

https://www.youtube.com/watch?v=yHflHCZKODs&feature=youtu.be

Oración de arrepentimiento y perdón

Padre Celestial solo tú eres sublime y  perfecto, Señor en ti fueron hechas todas las cosas por ti y para ti; Señor en ti reposa  la gracia y la misericordia, con que quisiste otorgar a tus hijos por medio del cordero inmolado y santo Jesucristo, el todo poderoso de Israel.

Señor escucha el clamor,

porque es dirigido a ti Padre Todopoderoso;

con un corazón contrito y humillado buscando ver tu rostro,

anhelando tu presencia maravillosa,

Santo restituye la paz en mi ser, paz perdida por culpa de mis rebeliones.

 

Entrónate Rey soberano en mi vida y no me sueltes,

no me dejes a merced de mis enemigos;

sé justo en tus juicios conmigo,

no tomes en cuenta mis iniquidades,

Arrepentido estoy Todopoderoso,

Todos nos equivocamos, pero en el corazón que solo tu puedes ver existe arrepentimiento verdadero. 

en ti esta mi verdad, nada puedo yo ocultarte a ti Señor

porque tú eres la verdad.

 

Postrado ante ti estoy Santo Padre,

dolido y afligido me encuentro

mi conducta no ha sido la mejor ante un Dios tan bueno como tu.

 

Señor se que solo tú me puedes dar la paz que tanto anhelo y deseo.

En ti están el amor y el perdón, en ti esta la justicia,

y no quiero contristar a tu Santo Espíritu,

porque solo tus juicios son justo Señor,

tampoco permitas que caiga en manos de mis angustiadores.

Sé que en ti encontrare la restauración que tanto busco,

querido Señor limpia mi corazón, sana mis heridas,

devuélveme la paz perdida; reprende al devorador que vino a mentir,

engañar y destruir, no le permitas tocar a tus escogidos.     

 

Si mi corazón, mi alma y mi Espíritu no los vuelvo a ti,

no encontrare esa armonía, y esa tranquilidad.

Jesús solo en ti puedo hallar esa santidad perdida,

a tus atrios quiero regresar Señor.

Restaura los pórticos perdidos, levanta murallas contra el pecado,

aléjame del lazo del cazador. Solo contigo me siento restaurado,

porque solo tú, altísimo Jesucristo me puedes levantar.

 

Soy un hijo que vuelve a ti como oveja perdida a tu rebaño,

a tu redil quiero volver Señor,

porque sólo tu amor me devolverá el gozo.   

 

Amado Señor,

el principio de la sabiduría es el temor a Jehová en tu palabra

y en tus preceptos, mantenme siempre, en la brecha Dios,

Luchare con mi alma enaltecida tu obra y gracia

en mi corazón y no te apartes de mi,

solo tus caminos son de salvación, el aislarme de ellos

me llevara a condenación.

Quiero permanecer Santo y salvo ante tus ojos mi todopoderoso,

solo tú lo sabes todo, lo escudriñas todo,

Sobre todo perfecciona mi carácter hazme cada día más parecido a tu hijo Jesús;

sólo es el digno de admirar, ante el toda rodilla se doblará,

También

 porque toda potestad le ha sido entregada.

 

Allana mis caminos,

por lo tanto no quiero apartarme ni a diestra, ni a siniestra de tu magnifica presencia

con esta oración de arrepentimiento y perdón.

 

Gracias te doy Señor, por oír mi voz en el desierto;

aquí tu siervo siempre estará presente para adorarte y servirte

como solo tú, te lo mereces ademas eres el creador de toda la tierra y sus bendiciones.

 

En primer lugar padre eterno sigue perfeccionando, restaurando,

y afianzándonos a la roca que es Jesucristo,

Asimismo ahora y siempre, sana por completo nuestras heridas

y no te apartes jamás de nuestros corazones.

Ora al Señor y tendrás un corazón perdonador

Activa el don de Dios en tu vida mediante esta oración de arrepentimiento y perdón sin duda la gloria divina intercederá en tu vida. Evidenciarás el poder de Dios en tu diario caminar, tendrás paz y gozo en tu corazón y con tus seres amados.