Saltar al contenido

Poderosa oración de protección de la biblia católica para los hijos

29 julio 2020
Poderosa oración de protección de la biblia católica para los hijos

Poderosa oración de protección de la biblia católica para los hijos. Nuestros hijos son los presentes más grandes y maravillosos que nuestro amado y gran señor Dios todo poderoso nos ha regalado, nos conmueve el hecho de solo pensar en cómo, desde aquel maravilloso momento registrado en el libro de la sagrada biblia católica que nos demuestra protección  conocido como el libro de Génesis (génesis Cap. 1:28), se relata que nuestro padre amado en su infinita bondad instruye a nuestros antecesores Adán y Eva, a hacerse muchos y llenar la tierra con su descendencia    

Asimismo, deberíamos preguntarnos y reflexionar, ¿estamos siendo agradecidos con nuestro Padre y creador al brindar y pedir en oración por protección y guía para nuestros hijos?

Una hermosa oración inspirada en la Biblia de protección por nuestros hijos

Inspirada en los escritos de la santa biblia, y motivado por la inmensurable fe y amor que sentimos por nuestros hijos oremos con mucho fervor para su protección: 

Oh señor, padre amado

Tú que moras en las supremas alturas,

Recurrimos a ti, la fuente del amor,

 La sabiduría y la vida en sí misma.

 

Ante todo, en acción de gracias,

Por habernos permitido Gozar,

 De la inmensa alegría De presenciar.

La llegada de un nuevo hijo(a)

A nuestras vidas y hogar.

 

Por regalarnos la dicha, la honra,

Y la hermosa experiencia de la paternidad,

A su vez te imploramos padre eterno,

Por tu guía y dirección como padres.

 

Para hacerlo de una forma,

Similar a la tuya,

Con base en el amor sobre todas las cosas,

Guiado por la justicia y sabiduría,

Y apoyado en la fe y esperanza.

 

¡Oh señor! padre amado y salvador,

Queremos ser como tú,

 a la hora criar y formar a nuestros hijos,

hacerlo de una forma firme y apacible.

 

Porque vivimos en un mundo que,

Aunque fue creado por amor,

Vive por el egoísmo,

Y aunque predomina la luz,

Aun se vislumbra obscuridad.

 

Igualmente, padre te damos las gracias,

Por darnos la certeza, la fe y la esperanza,

En el valor de la paternidad.

 

En que si se puede cumplir con tus expectativas.

De ser un ejemplo a seguir y brindar protección.

Primero con el ejemplo de Jesús.

Quien a pesar de enfrentar una sociedad.

 

Corrompida por el pecado,

No sucumbió y desfalleció,

Y fue íntegro y recto hasta el final.

 

Señor al igual que entonces,

Vivimos en una sociedad pecaminosa,

Por ello imploramos por tu espíritu santo,

Para dar ejemplo a nuestros hijos.

Para ser un dechado a seguir,

Y que nuestros hijos no tengan tropiezos,

Con dificultades y tentaciones que

pudieran ser evitados.

 

Y cuando tengan un problema,

al cual no hallen solución

depositen su fe en tu poder.

 

Que sepan que no están solos,

Que nosotros como padres,

Y tu como padre supremo y amoroso,

Velamos por su felicidad y seguridad,

Incesantemente y de continuo.

 

Te rogamos que los protejas,

De cualquier enfermedad,

que los pueda aquejar,

Igualmente de cualquier malentendido,

que afectara su reputación.

 

De un suceso o resultado

que afecte su autoestima.

 

Te solicitamos íntegramente,

Que los protejas de caer ante la tentación,

De los diversos vicios de la vida.

 

El cigarrillo, el alcoholismo que

acaba con hogares y vidas,

El juego y las apuestas que traen ruina.

 

Líbralos de sucumbir ante

el adulterio y fornicación

Que acaban con el matrimonio,

el hogar y la familia.

 

Salvaguárdalos del suceso imprevisto,

 De cualquier accidente que

atente contra sus vidas.

 

Por favor impide que el pecado,

Nuble su mente y corazón,

Distorsione sus pensamientos y juicios,

Y por sobre todo que se olviden ti o abandonen la fe.

 

¡Oh gran señor! benévolo y todo poderoso,

Te encomendamos a ti en quien más confiamos,

El futuro y felicidad de nuestros hijos,

Que en todos sus caminos te tome en cuenta,

 así tendrán éxito y prosperidad en sus vidas.

 

Amén.

¿Qué efecto produce el orar incesantemente por el bienestar?

El hecho de orar asiduamente por nuestros hijos, le demuestra primeramente a Dios que apreciamos el don de la paternidad y que confiamos en él. Ten por seguro que velara por ti y tus hijos y no te defraudara, ya que para él lo único imposible es mentir, a su vez nuestros hijos notaran nuestro genuino interés por su bienestar y felicidad y mostraran como gratitud de agradecimiento por la  protección el interés por la biblia.

Lo que resultara en una mejor relación de padres e hijos, aumentando la comunicación y la confianza y por ende la dicha de compartir con ellos los momentos más felices y apoyarlos en sus momentos críticos esto es lo que realmente implica proteger aquello que más amamos.