Saltar al contenido

Oración a San Ignacio de Loyola para atraer al amor verdadero

21 marzo 2020
Oración a San Ignacio de Loyola para atraer al amor verdadero

El amor es la oportunidad de tener un apoyo fundamental. El amor de la pareja es el complemento, para una vida de felicidad plena. Lo difícil de todo esto es encontrarlo por eso en este post te traigo una oración a San Ignacio de Loyola para atraer al amor verdadero.

No es cuestión, de esperar un milagro de la nada que manden a la persona adecuada, ni tampoco que la encontremos de tropezón. Una de las cosas que más me gustan en lo personal de estas oraciones, es tener la capacidad para saber que antes de pedir debo agradecer. Como también antes de esperar debemos gratificar.

Para un mejor comienzo de año te puedo dar esta oración, para pedir sobre que nos vaya mucho mejor en cualquier aspecto.

Oración de San Ignacio para tener el amor de tu vida

El amor es maravilloso, cuando es compartido y sobre todo correspondido. Atraer el amor de tu vida es fácil cuando estas confiando que algo bueno esta por suceder. Por eso y todas las razones la oración a San Ignacio de Loyola para atraer al amor verdadero.

Cuando decidas, orar por esta causa no olvides hacerlo con convicción de que algo estará a punto de suceder. El amor es la fuerza que mueve el mundo, pero el amor cuando viene de Dios es aun mejor.

Idolatrado San Ignacio Loyola,

Acudo a ti para contar con tu poderosa intercesión.

Creo en mi Padre dios todo poderoso, omnipotente y omnipresente.

Creador de la tierra y en todo lo que en ella hay y la habita.

 

Padre, tú me conoces desde el vientre de mi madre.

Dice en tu palabra que desde la fundación del mundo

tú sabías que yo iba a venir a esta tierra.

 

Soy tu hijo, me aceptaste como hijo tuyo en esta tierra.

Hijo(a) del Rey viviente, por lo tanto,

tengo lo mejor, tú me das lo mejor.

 

San Ignacio de Loyola quien ha intercedido en mí,

Sé que has creado para mí, la persona idónea,

la persona correcta, la persona que me va a ayudar

a impulsar mi propósito aquí en la tierra.

 

Esa persona que compartirá mi visión de familia, de hogar con propósito.

Esa misma visión proyectos, de empresas, de negocio, de trabajo.

Que tomemos juntos cada camino laboral para crecer juntos y ser mejor.

 

A ti imploro, Todopoderoso.

Porque tú eres un Dios de propósitos, de causas, de unión, de familia.

No eres un Dios de casualidades.

Eres un Dios grande, con visión a lo grande.

Por eso sé que me darás lo mejor.

Si está dentro de tu voluntad,

buena, agradable y perfecta para mi vida,

sé que estará esa persona en ella.

 

Yo tengo gustos, tengo metas, tengo proyectos,

tengo la visión de esa persona,

pero tú eres lo que sabe que me conviene para mí.

 

Por eso me sujeto a tu voluntad, me someto a tus planes.

Sé que cuando llegue esa persona sabré que es de parte de ti.

Dice en tu palabra que tú pones el querer como el hacer en los corazones.

Por eso, confió que le colocaras en el corazón a esa persona,

el momento justo de encontrarnos.

De encontrar a mí ayuda idónea.

 

Gracias padre y San Ignacio de Loyola por tu infinito amor,

por tu inmensa gracia que has derramado

en mi cada día al abrir os ojos la experimento.

Gracias Padre.

 

Amén.

¿Obtener el amor por medio de oraciones es viable?

Totalmente. cuando llenamos nuestro espíritu de esa fuerza interior que necesitamos para conseguir lo que nos proponemos de eso se trata. El amor es la fortaleza que el corazón necesita para resistir cualquier dificultad de la vida.

Aunque la manifestación de este sentimiento o emoción puede venir de cualquier aspecto, amigos familias y parejas. Pero, el que siempre nos cuesta encontrar es definitivamente el de nuestra alma gemela. El amor de pareja además de conseguirlo y tener ese apoyo ante todas las circunstancia es completamente difícil de conseguir.

Esto no nos debe preocupar, porque el amor es preciado y si aprendemos a comprenderlo todo fluirá de mejor manera. No olvides, pedir sabiduría porque cuando llegue necesitamos todas las herramientas para aprender a mantenerlo.