Saltar al contenido

¿Qué oraciones no escucha Dios? ¿Hay oraciones que no escucha?

9 septiembre 2020
¿Qué oraciones no escucha Dios? ¿Hay oraciones que no escucha?

Muchas veces oramos a Dios, ya sea por agradecimiento, protección o una petición en especial; sin estar totalmente seguro, si en realidad nuestro Señor ha escuchado todas las veces que lo hacemos. Y si en algunos casos no lo hace, entonces ¿qué oraciones no escucha Dios? ¿Hay oraciones que no escucha?

Dios es un Dios justo, nos ama a todos por igual; ósea que todos somos iguales delante de él. Pero hay que dejar claro que Jehová paga a todos, conforme a nuestros actos. Es amoroso, pero también se molesta cuando pecamos contra él. En este artículo, aprenderás cuales escucha; y cuales no.

¿Qué oraciones no escucha Dios?

La oración en la vida cristiana, es muy importante; porque es la que nos permite estar unidos a Dios, y a entender sus designios; orar en palabras simples, es tener una conversación sincera; y a diario con el Creador. Nuestro Señor Jesús, mostró en la palabra un excelente ejemplo de oración; que se encuentra en Mateo: 9-15, de la cual debemos tomar en cuenta para orar en intimidad.

Sin embargo, ¿realmente Dios escucha todas nuestras oraciones? La mayoría sabemos y entendemos que nuestro Señor, es amor que sobrepasa todo entendimiento; nadie lo puede entender, y también ama la justicia. Por lo tanto si nosotros actuamos fuera de ello, podemos causar en Dios un desagrado en nuestra oración.

¿Por qué no responde a mis oraciones?

Hay ciertas actitudes, que puede tener una persona; que hace que la oración no llegue a Dios; los que son muy cercanos a él, pueden sentir que sus oraciones no son escuchadas; llevándolos a reflexionar el por qué. Estas aptitudes o características pueden ser:

No es el tiempo, es una de las más comunes de las razones que Dios no puede responder; su palabra expresa claramente, que todo bajo el cielo tiene su tiempo hora y lugar; las personas muchas veces se afanan, en pedirle cosas al Señor;  fuera del tiempo establecido por él, colocándolo como si no escuchara; cuando es solo esta a tiempo.

Otra más común, es la falta de fe cuando se ora; es como pedir por pedir, orar por orar; no debe ser así; en Santiago 1:6-7 lo deja claramente dicho: «Pero pida con fe, no dudando nada; porque el que duda es semejante a la onda del mar, que es arrastrada por el viento y echada de una parte a otra. No piense, pues, quien tal haga, que recibirá cosa alguna del Señor«.

Es muy sencillo, si realizamos oraciones, sin creer que él lo logrará; es en vano tu oración. De igual forma, si en la oración hay maldad; es ¡increíble! ¿Verdad? Que en una oración a Dios, se maquine maldad a otros; cuando Dios pide que nos amemos unos a otros.

Estoy incluye también la soberbia, hipocresía y el ignorar a otros; estos son cosas que surgen por la falta de perdón, si no perdonas como quieres ser perdonado; y sino escuchas, como exigir a Dios que escuche; el Señor no justifica la falta de perdón y por eso no escucha.

¿Qué debo hacer?

En Salmos 15:29, queda claro que Dios solo escuchará a los justos; y el 1 Pedro 3:12 lo resalta de esta manera: «Porque los ojos del Señor están sobre los justos, y sus oídos atentos a sus oraciones; pero el rostro del Señor está contra aquellos que hacen el mal».

Entonces ser justo, te asegura la atención total de Dios a tu oración; la reconciliación es el mejor medio para vivir en paz con el hermano, el perdón es muy importante; pues, Jesús nos perdonó. Estar en santidad, es vivir sin permanecer en el pecado.

Y la obediencia,  es la clave principal de tener una vida santa; Dios nos ama, y quiere concedernos los deseos de nuestro corazón; pero hay que entender también que por encima de nuestros deseos, está su voluntad; que es agradable, buena y perfecta. Que de seguro es mejor que la nuestra.

Solo escucha las oraciones de los justos

Una vida en completa consagración a Dios, nos lleva tener una vida de oración; y lo más bello es que mientras más cerca de él estamos, más comprenderemos sus ¡no! Su ¡espera un poco más! hasta su silencio tienen significado. ¿Qué oraciones no escucha Dios? La oración de los injustos, él no escucha.