Saltar al contenido

¿Cuáles son las profecías que hizo el padre Pio sobre el fin del mundo?

23 mayo 2020
¿Cuáles son las profecías que hizo el padre Pio sobre el fin del mundo?

En este artículo hablaremos sobre las profecías que Dios le envió al padre Pío acerca del fin del mundo. El padre Pío era poseedor de muchos poderes divinos, muchos de los cuales las personas siguen investigando sin llegar a una conclusión clara o certera. Además es de conocer que uno de sus dones era el poder de la profecía.

El padre Pío tenía el poder de hablar con Dios, y en una de estas conversaciones fue cuando Dios le dijo como sería el fin del mundo, aclarándole así muchas de las cosas que quizás el padre Pío no entendía para ese momento, dándole un punto de vista distinto.

Además él nos hizo conocer a través de las palabras de Dios, que era lo predicho para esta época antes de la llegada de nuestro señor Jesucristo, y haciéndonos saber o ubicándonos un poco a la hora de cómo saber cuándo seria la llegada de Dios en la tierra.

Algunas de las profecías de Dios al padre Pío sobre el fin del mundo

El padre Pío hablaba mucho con Dios y en una ocasión a través de cartas, nuestro señor le hizo conocer cómo se acercaría el fin del mundo, también conocido como la llegada de Dios al mundo. Y así todos los católicos sabríamos como actuar y a la hora de este momento tan esperado.

Dios en una de estas cartas tan desesperantes le narraba acerca de que llegaría un punto en que la maldad del mundo no podría ser controlada por su mano, las plegarias que hacían los creyentes no podrían ser cumplidas puesto a que no existía algo como la fe. También, de que la humanidad seria sitiada por plagas y pestes, además de tener enfermedades incontrolables que les llevaría a la muerte a muchos.

Cartas del padre pío

Nos explicaba que las personas estarían al borde la locura, la economía se derrumbaría, y los negocios y los comercios serian saqueados. Y la desesperación por la búsqueda del agua y de la comida sería algo del día a día. Las personas no tendrían un rumbo claro, en la búsqueda de que ellos alegaran no saben qué, y nos hundiríamos en un caos político y social tremendo.

Los fenómenos naturales vendrían a la tierra a destruir ciudades enteras, y dichos fenómenos los sentiríamos todos los hombres de alguna forma, y también nos habla de la llegada de un meteorito que impactará sobre la tierra que será algo muy hermoso y a la par destructivo.

Las personas se les dirá que corran hacia el occidente para que de alguna forma puedan encontrar la salvación de las cosas tan catastróficas que ocurriría en la tierra, y todas sus esperanzas por sobrevivir serian desintegradas, puesto que morirían en el intento. Luego se les dirá que vayan hacia el oriente y nuevamente muchísima gente moriría en el intento.

También se dice que viviremos tres días en las tinieblas, y que muchas personas no sobrevivirían luego de estos tres días en las penumbras, no alcanzarían a ver el sol nuevamente puesto que morirían en esa noche tan larga. El frío y la falta de iluminación harían que las personas enloquecieran y murieran por hipotermia. Así es como sabríamos que Jesús regresaría a la tierra a salvarnos por segunda vez, además asegura que la llegada de Cristo estaba muy cerca.

Las palabras de Dios a través del santo Pío

El padre Pío fue canonizado por el papa Juan pablo II, por muchos milagros que realizo tanto en la vida como en la muerte. Se dice que la estatua construida en su nombre aún llora sangre después de muerto. Y son los poderes que poseía esta persona santa que marco generaciones y aún sigue siendo ejemplo de la humanidad.

Las profecías del padre Pío sobre el fin del mundo  enviadas por Jesucristo no son para tomárselas a la ligera, muchas de las cosas en esta lista ya han ocurrido en la tierra. Y las personas aún no se dan cuenta, estamos atravesando los días poco a poco acercándonos cada vez más a la llegada de nuestro señor Jesucristo, y las preparaciones para este momento deben ser absolutas. Los invito a leer la palabra de Dios y a prepararse para el caos venidero.