Saltar al contenido

¿Qué profeta dijo: “Abriré en parábolas mi boca”?

24 marzo 2020

00La palabra de Dios revelada por medio de mensajes, hace que los hombres se conviertan en profetas. Podría decirse que un profeta es alguien a quien Dios le ha dado la confianza para transmitir el anhelo de su corazón. En cuanto a la pregunta ¿Qué profeta dijo: «Abriré en parábolas mi boca»?, se refiere a un salmista llamado Asaf.

Era un músico conocido y algunos de los salmos fueron escritos por él, incluyendo éste que plasma su respuesta en Salmos 78:2. Debido a la forma en cómo Dios usaba a Asaf y cómo Dios le revelaba Palabra a través de la música, muchas personas también lo llamaban profeta. Es una bendición ser nombrado así por otros, aún sabiendo que el talento que Dios le dio, no era sólo de él, sino que era un cargo que había heredado de su familia.

El mensaje de Dios en parábolas

Se cuenta cuando hablamos de la pregunta ¿Qué profeta dijo: Abriré en parábolas mi boca?  que entre las doce tribus de Israel, Asaf era descendiente de la tribu de Leví, es la tribu en la que sus descendientes se dedicaron al servicio del Tabernáculo. Es la tribu del sacerdocio. Hablar en parábolas era la mejor manera de dar a conocer el mensaje de Dios, por lo que una persona del linaje sacerdotal, sabría cómo hablar al pueblo de Dios. Asaf fue escogido por Dios a través del llamado de la música;  con ella creó hasta 12 de los salmos que están hoy en día en la Biblia.

Se cree que el propósito por el cual Asaf escribió los salmos era para que él o su familia los cantara. Sin embargo, hoy en día han sido de gran bendición y de estudio teológico que, en especial en este capítulo 78, identifican las palabras de Asaf con total vehemencia para luego usar parábolas y así todos entendieran lo que Dios quería expresar. Estas parábolas toman el lugar de proverbios, ya que su fin era el de enseñar de forma sabia a Israel.

En este capítulo, Asaf profetizó sobre lo que ocurrió en el pasado y justamente cuando dice “Abriré en parábolas mi boca”.  Es porque empezaría a mencionar la misericordia que Dios tuvo con el pueblo de Israel. Ademas de los increíbles milagros que ellos pudieron vivir. Por lo que aquí se ve claramente el don de revelación de Espíritu, donde el mismo Dios le mostró a Asaf lo que había ocurrido en el pasado, para que se lo recordara a su pueblo.

El salmista Asaf llamado profeta

Como bien te hemos indicado, la familia de Asaf era descendiente de la tribu de Leví y eran respetados. Además, se dice que los hijos de Asaf contribuyeron en la creación de algunos de los Salmos que aparecen con el nombre de Asaf. La Biblia refleja a los hijos de Asaf en ocasiones donde adoraban a Dios y en las que usaban su don para tener mayor conexión con Dios. Si leemos 2 Crónicas 29:30, notamos la preferencia del rey Ezequías en los momentos de alabanza.

Los reinados debían tener lo mejor en todos los sentidos, así ocurría con Ezequías. Quien exigía exclusividad en las alabanzas a Dios y pedían los salmos de David. Otras versiones lo señalan como un vidente, que de igual manera es un sinónimo de profeta.

Conociendo las palabras de Dios

Anteriormente, la única manera de conocer el mensaje de Dios, era a través de personas específicas y, en especial, de la descendencia de la tribu de Leví. Por tal motivo, en ocasiones como estas, era necesario hablar de una forma sencilla para que se pudiera comprender lo que se quería decir. Sin embargo, hoy en día no es necesario esperar el mensaje de un profeta. Cuando Jesús murió en la cruz, lo hizo para que pudiéramos acercarnos a Dios directamente, por supuesto, a través de Jesucristo.

Por eso, ahora para llegar a Dios, solo debes leer la Biblia, conocerlo e ir a Él en el nombre de Jesús. Y cuando acudas a su presencia, las palabras que use serán las indicadas para ti. Palabras de amor, de aprecio y de cariño, porque así es Él, un Dios de amor profundo. Él sembrará en tu corazón el más profundo anhelo para tu vida, guiado por su espíritu Santo.