Saltar al contenido

¿Cuál es el profeta más grande e importante de toda la biblia?

22 marzo 2020

Amado amigo, te invito a que aprendas, sobre el profeta más grande e importante; la biblia habla de una persona, y en varios pasajes de esta; especifica que Dios lo usó de una manera gloriosa para su obra; profetizando por medio de este, cosas que en esa época, y en el futuro pasarían; y que aún quedan algunas por cumplirse.

Profeta clave de la biblia

Sean dadas gracias al Dios de los cielos; que no se olvida de las personas, que estamos aquí en la tierra; pues él sabe y se acuerda, que por causa del pecado de Adán y Eva, fuimos destituidos de su gloria; mas se acuerda, de su gran amor para con nosotros; y démosle gracias cada día, y a cada momento, por su amor y por su gracia para con toda la humanidad; por su gracia no hemos sido consumidos.

Al profeta Isaías, Dios lo envió a la tierra, con un mayor y grande propósito; tenía que cumplir con hablar y profetizar cosas que pasarían; y otras que están por cumplirse. Isaías, profeta del Eterno, fue usado por él en una época agitada, cuando el pueblo de Israel se había alejado de Dios y se había corrompido.

Este siervo del Señor; fue culto, con un buen idioma hebreo; era ferviente y con vívida imaginación. El Todopoderoso, lo envía para que hablase de lo que acontecería; y enseña por medio de él, lo que pasaría a causa del pecado; y les dice por medio de él, como lo afirman las santas escrituras en Isaías 1-4 diciendo: ¡Oh gente pecadora, pueblo cargado de maldad, generación de malignos, hijos depravados Dejaron a Jehová, provocaron a ira al Santo de Israel, se volvieron atrás.

Podemos darnos cuenta, que el Señor sabía que su pueblo caminaba erradamente; se habían apartado de él, hacían lo malo, y los llama al arrepentimiento dándoles una advertencia; por si no obedecían, como lo declara en Isaías 1:16-17 diciendo: lávense y límpiense; quítense la iniquidad de sus obras de delante de mis ojos; dejen de hacer lo malo; aprendan a hacer el bien; busquen el juicio, restituyan al agraviado, hagan justicia al huérfano, amparen a la viuda.

Sin embargo, Dios en su infinita misericordia, y con su grande amor, ama a su pueblo; y no queriendo que se pierdan, abre la puerta de la misericordia para que se vuelvan a él, como está escrito en Isaías 1:18-20 diciendo: Vengan luego, dice Jehová, y estemos a cuenta: si sus pecados fueren como la grana, como la nieve serán emblanquecidos; si fueren rojos como el carmesí, vendrán a ser como blanca lana. Si quieren y oyen, comerán el bien de la tierra; sino serán consumidos a espada.

Dios es Dios de misericordias; mas también fuego consumidor; el Señor es bueno, y bondadoso; pero también castiga a aquellos que insisten en hacer el mal; y no el bien.

El profeta Isaías, habló con mucha anticipación sobre el nacimiento y reinado del Mesías prometido; como se encuentra en Isaías 9:6 diciendo: porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz.

Cabe resaltar; que el Mesías, es el hijo de Dios; el Cristo, el Salvador del mundo, y su nombre es Jesús; ante el cual, se doblará toda rodilla, y toda lengua confesará que él es el Soberano, de los reyes de la tierra.

Profeta de Dios importante

Jesús el hijo de Dios; es la luz del mundo, y todo aquél que crea en él no será avergonzado, ni condenado. Dios Padre, lo envió a la tierra para que pudiéramos ser salvos por él; puesto que afirmó, que él es el camino, la verdad y la vida; y que nadie va al Padre sino es por él.

Hemos aprendido, que el profeta Isaías; fue un siervo fiel del Dios de los cielos, que fue el profeta más grande e importante en su época, con las profecías que Dios le permitió llevar a su pueblo; y además, muy influyente en el nuevo testamento, por haber hablado del nacimiento, ministerio terrenal y muerte de Jesús, el hijo de Dios Padre. Siempre que hablemos de Jesús, nuestra vida será bendecida por el Dios Eterno.