¿Qué dice la biblia sobre el divorcio y la separación de la pareja?

que dice la biblia sobre el divorcio y la separacion de parejas

Apreciado lector, te invito a que aprendas ¿Qué dice la biblia sobre el divorcio y la separación. Aprenderás el motivo del ¿por qué es permitido la separación? Se supone que si una pareja se une en casamiento, es porque se aman; y deciden estar unidos para seguir viviendo una vida feliz, y formar un hogar, y una familia; estar juntos en las buenas y en las malas, en la salud y en la enfermedad.

https://www.youtube.com/watch?v=rpXUzP4VlSY

Índice()
  1. Dicho de la biblia sobre el divorcio y separación
    1. Carta de repudio
  2. Dios de orden

Dicho de la biblia sobre el divorcio y separación

Sean dadas gracias al Dios de los cielos, porque él es bueno; porque para siempre es su misericordia, porque cada día nos colma de beneficios , cada mañana son nuevas sus misericordias y sus ojos están atentos sobre los humildes; para atenderles, ayudarles y defenderles.

Hablando sobre el divorcio y la separación. Vinieron a Jesús fariseos para tentarle, y le dijeron; que si era permitido de parte de Dios, que el hombre repudia a su mujer por cualquier cosa; él les responde y les enseña:

Dios creó al hombre; varón y hembra los creó, y dejará padre y madre y se unirá a su mujer; y los dos serán una sola carne y que lo que Dios unió, no lo separe el hombre, como lo afirman las santas escrituras en Mateo 19:1-6
Nos damos cuenta, que cuando el hombre y la mujer se unen en casamiento; es una orden de parte del Señor, que ambos deben dejar a madre y padre; es decir ya no vivirán con sus padres, sino que se unirán, formarán un hogar y vivirán juntos.

Como dice un dicho “Hasta que la muerte los separe” yo le diría, hasta que el Señor les permita vivir en la tierra; y lo que Dios unió no lo podrá separar el hombre.

nuevo dia un nuevo comienzo nuevas oportunidades
Los fariseos continuaban haciéndole preguntas al Maestro de Galilea (Jesús) Como lo declara la palabra de Dios en Mateo 19:7-9 diciendo: Le dijeron: ¿Por qué, pues, mandó Moisés dar carta de divorcio, y repudiarla?
Él les dijo: Por la dureza de sus corazón Moisés les permitió repudiar a sus mujeres; más al principio no fue así. Y yo les digo que el que repudia a su mujer, salvo por causa de fornicación, y se casa con otra, adultera; y el que se casa con la repudiada, adultera.

Carta de repudio

Moisés, para hablar a su pueblo y a los gentiles; sobre la carta de divorcio; que era permitida; mas no era por Dios, él lo hizo para que tuvieran paz, y no siguieran en problemas, aborreciéndose los unos a los otros.
Por cuanto eran duros de cerviz; o sea en sus corazones faltaba perdón, y por no perdonar a sus mujeres; el Todopoderoso permitió el divorcio, por medio de Moisés, más también enseña que el que diera carta de divorcio; a no ser por causa de fornicación, no podían casarse más; porque de lo contrario cometerían adulterio.

Como lo expresa la biblia en Lucas 16:18 diciendo: Todo el que repudia a su mujer, y se casa con otra, adultera; y el que se casa con la repudiada del marido, adultera.

De manera, que si un matrimonio tiene problemas; y no ponen de su parte en querer solucionar, en pedir perdón, querer mejorar y restaurar lo que se había destruido; podrán dar carta de divorcio, pero sépase que hay otra orden del Señor, por medio de su siervo el apóstol Pablo; varón muy usado por Dios, y lo recuerda en las santas escrituras en 1era Corintios 7:10-11 diciendo:

Pero a los que están unidos en matrimonio, mando, no yo, sino el Señor: Que la mujer no se separe del marido; y si se separa, quédese sin casar, o reconcíliese con su marido; y que el marido no abandone a su mujer.

Dios de orden

¿Qué dice la biblia sobre el divorcio? Hemos aprendido, que hay una orden de parte del Dios de los cielos; que si un matrimonio se separa, deben quedarse solos; no pueden casarse ya más, y que en su voluntad está en que si uno de los dos fallan, y se arrepienten del mal que hayan hecho; pidan perdón, y se ocupen en reconciliarse; y que el hombre, no abandone a su mujer; sino que permanezcan unidos en matrimonio, hasta que el Eterno lo permita.

Subir