Saltar al contenido

¿Qué significa la oración de Jesús en el huerto? ¡Conócela!

11 agosto 2020
¿Qué significa la oración de Jesús en el huerto? ¡Conócela!

Veamos ¿qué significa la oración de Jesús en el huerto? ¡Conócela!, debemos recordar que Jesús oró en el huerto de los Olivos y esto es algo realmente desgarrador. Pues Jesús sabía perfectamente lo que le esperaba y es de suponer que estaba muy asustado.

La última noche, antes de ser arrestado, Jesús se retiró a orar en el Huerto de Getsemaní. Concretamente en las cercanías del Monte de Los Olivos. Él sabía que iba a ser arrestado al día siguiente. Él conocía las escrituras cabalmente y sabía por todo lo que tenía que pasar en pocas horas.

No podemos olvidarnos de que a pesar de que Jesús es el hijo de Dios, Él se hizo hombre. Nació del vientre de una virgen judía, y era un humano de carne y hueso como cualquier mortal. De manera pues que Jesús sentía el dolor en carne viva de todos los latigazos que le dieron. Igualmente los clavos que traspasaron sus manos y sus pies y la corona de espinas en su cabeza.

Es increíble que las personas tomen tan a la ligera toda la pasión y muerte de Jesús. Lo que Él sufrió para redimir la humanidad, fue algo muy cruel y nosotros los mortales. No le agradecemos su extremo sacrificio en la medida que deberíamos hacerlo.

El día que se conmemora como el Día de la Oración de Jesús en el Huerto, es el Jueves Santo de cada año, durante la Semana Mayor. Se recuerda que después de la última Cena, Jesús se retiró a orar y allí debe haberle suplicado a su Padre, al Padre Celestial que lo librara de ese dolor tan grande.

Jesús tuvo mucho temor antes de morir

De hecho Jesús le suplicó al padre que apartara de Él ese cáliz, pero inmediatamente después, se retractó y le dijo sin embargo hágase Padre tu voluntad. Esto es algo muy serio, nadie es capaz de imaginarse a Jesús como un hombre de carne y hueso. Sufriendo el dolor extremo que tuvo que soportar y fue tanto su miedo que llegó a sudar sangre.

Este fenómeno se conoce científicamente como hematohidrósis, y es algo que les sucede a muy pocas personas. Cuando llegan a pasar por una situación de extremo terror. Los vasos sanguíneos se rompen a flor de piel y la sangre se mezcla con el sudor y aflora.

Cuando Jesús se retiró a orar en el huerto, después de la cena. Se supone que estaba demasiado preocupado al saber que debía enfrentar un martirio por parte de sus adversarios. Tal y como realmente sucedió. Fue allí donde Jesús hizo su famosa oración.

Fue en ese mismo lugar donde Judas se presentó con los guardias que lo apresaron y para que ellos supieran quien de todos los que estaban allí, era el maestro. Judas Iscariote lo saludó con un beso en la mejilla, según lo acordado. Fue entonces en ese momento cuando los guardias lo apresaron y se lo llevaron a presentarlo delante de Poncio Pilato.

¿Qué dice la oración de Jesús en el huerto de los olivos?

¿Qué significa la oración de Jesús en el huerto? ¡Conócela! Nadie conoce  con exactitud cuáles serían las palabras de Jesús. Solo se sabe según los cronistas, que cuando Jesús regresó después de haber elevado sus oraciones a su Padre. Encontró que todos los apóstoles estaban dormidos y con tristeza los amonestó.

Jesús les dijo, estén alerta y despabilados que pronto vendrá Judas con unos sayones a aprehenderme, “mi hora ha llegado”. Así fue como, después que aprehendieron a Jesús y lo llevaron ante el sanedrín, comenzó todo el suplicio de su crucifixión y muerte.

Jesús tuvo unas largas horas de suplicio durante las cuales fue interrogado, humillado, azotado y negado por su propio apóstol Pedro. Tal y como Jesús se lo había predicho.

Luego fue obligado a cargar con su madero de tormento y crucificado de la manera más cruel, en medio de dos malhechores. Como si el Nazareno fuera realmente un bandido o una persona que hubiera transgredido las leyes.

Tal fue el caso, que el mismo Poncio Pilatos, no quería dar la orden de crucifixión y dejó que fuera el propio pueblo que lo condenara. Diciendo que él se lavaba las manos en ese asunto y de esta manera salvaba su responsabilidad.