Versículo de la Biblia que habla sobre el libre albedrío

versiculos biblicos libre albedrio

Dios no nos obliga a nada, nos ha de poner en el camino para que elijamos a donde ir y por donde caminar, es lo que llamamos libre albedrío. Sus mandamientos nos guían y nos orientan a asumir un correcto comportamiento ante la vida. Pero es nuestra elección y de nadie más, decidir cómo actuar. Conoce un Versículo de la Biblia que habla sobre el Libre Albedrío.

En la Biblia también podemos encontrar ejemplos y enseñanzas de Jesús para enfrentar determinadas situaciones. A ellas podemos recurrir cuando estemos dudosos o temerosos de tomar alguna decisión o también cuando busquemos consuelo a alguna pena del alma o espíritu.

Índice

    Oración sobre un versículo de la biblia para el Libre Albedrío

    Tener la posibilidad de tomar nuestras propias decisiones es muestra de la libertad que Dios nos ofrece ante la vida. Más grande es su misericordia que si nos equivocamos Él nos perdona.

    Libre Albedrío (1 Corintios 9:17)

    Oh Mi Dios Todopoderoso,

    bendito eres en tu infinita bondad.

    Porque has creado el cielo y la tierra

    como un perfecto artista que diseña

    su bella obra de arte.

     

    Y sobre el mundo hermoso de tu creación

    nos colocaste con el más puro amor.

     

    Bendita sea tu misericordia que trajiste

    a tu único hijo al mundo para el

    perdón de nuestros pecados,

    muestra viva del amor que nos profesas.

     

    Porque Jesús murió por nosotros en la cruz

    y con el derrame de su sangre

    purificó nuestros pecados.

     

    Padre Santo, has colocado frente a mí

    un sinfín de maravillas que

    asombran a mis ojos

    y por el pecado de nuestros antepasados.

     

    Satanás ha venido a interrumpir

    nuestra armonía

    para llenar de tentaciones y hacernos

    caer en el pecado ante ti.

     

    Pero tus enseñanzas están bien claras

    en la Sagrada Biblia y con el

    conocimiento de tu palabra

    nos ofreces el poder personal

    de elegir qué hacer y cómo hacerlo.

     

    Ya que tus mandamientos son muy claros

    y expresos para saber como no pecar.

     

    Entonces Adorado Padre,

    me das el libre albedrío

    para tomar mi propia decisión.

     

    Me dejas elegir ante el mundo para que mi fe

    pueda ser demostrada en las

    elecciones de mi vida.

    arbol conocimiento no deberas comer

    Que noble eres al no imponerme

    ni obligarme a nada.

    Me das el conocimiento para

    que yo lo aplique a mi vida.

     

    Y es allí donde los débiles

    de espíritu faltan ante ti.

     

    Pero es clara tu gran enseñanza mi Dios,

    pues si yo hiciera por mi propia voluntad

    obtendría de ti mi gran recompensa.

     

    Pero si por el contrario, lo hago por mandato,

    no hago más que cumplir

    una tarea encomendada

    sin profundidad alguna de mis actos.

     

    Hoy elevo mi plegaria ante ti,

    para que ese libre albedrío

    no se aparte de mí.

     

    Para que permitas que pueda

    tomar mis decisiones

    bajo los dones del Espíritu

    Santo que me bendicen,

    con la luz de tu sabiduría que me indica

    el mejor camino a tomar.

     

    Y si he de saberme equivocado,

    tus señales bondadosas han

    de mostrarme el camino.

     

    Y me perdonaran si haya

    caído en pecado.

     

    Porque sabes que soy débil,

    que las tentaciones

    me envuelven en las llamas del demonio,

    pero busco fortaleza en tu palabra mi Dios.

     

    No me dejes solo, no me abandones

    mientras aplico mi juicio ante la vida,

    pues tu compañía se hace presente

    como parte de mi y no me hace sentir

    que estoy solo y desamparado.

     

    Bendita tu gracia Divina

    que arropa mi vida,

    tu nobleza que me hace caminar

    por donde quiera.

     

    Tu paciencia para comprenderme humano

    y débil ante el mundo, tu

    piedad para socorrerme

    y tu inmenso amor para protegerme.

     

    Amén

    Toma tus decisiones orientadas hacia Dios

    Es gratificante saber que somos dueños de nuestros propios actos, que no somos títeres que se mueven al antojo de la intención de alguien. Somos hijos de Dios, pero somos seres únicos e independientes, capaces de tomar y asumir riesgos y responsabilidades. Pues Dios nos ha dotado de inteligencia y saber. 

    Seamos obedientes a los mandamientos de Dios, imitemos el ejemplo de Jesús. Busquemos respuestas a nuestras dudas en el Versículo de la Biblia que habla sobre el Libre Albedrío. Y también en la Biblia, dejemos que el Espíritu Santo hable y nos indique el mejor camino que debemos tomar. Siempre con la certeza de sabernos amparados en Dios Todopoderoso.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ¿Qué te pareció este artículo?

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Leer Más