¿Cuál es el acto de contrición del antiguo testamento? Según la biblia.

cual es el acto de contrision

Hoy te pondremos en contacto con este interesante tema ¿cuál es el acto de contrición del antiguo testamento? La contrición es un sacramento de la penitencia, dolor y pesar por haber pecado y ofendiendo a Dios, es decir es un acto de arrepentimiento por una culpa cometida.

Con este relato aprenderás un poco más, sobre los actos de contrición, el arrepentimiento y las penitencias para pagar por los pecados en el antiguo testamento. Comparte este artículo con tus amigos y familiares será de gran bendición para ti y los tuyos.

Índice

    ¿Cuál es el acto de contrición del antiguo testamento?

    Como relatamos anteriormente, la contrición es el dolor del hombre por los pecados cometidos; esto motivado por el arrepentimiento de haber ofendido a Dios por ser quien es él, con nosotros; y no solo por lo que nos da. La contrición no es sentimiento, es una actitud de toda persona que ha pecado produce: arrepentimiento, dolor, pena por el pecado cometido o por la ofensa hecha al mismísimo Dios.

    La palabra contrición tiene su origen en el latín, que significa triturar o reducir a pequeñas partículas. Hay un convencimiento firme que debe venir luego de cometer un pecado y es el estar arrepentirse de él; esto es la convicción de no volver a pecar más en el futuro próximo. Hay tres elementos básicos en esto; dolor, detestación y propósito.

    Unos de los elementos para demostrar un arrepentimiento real, de los malos actos cometidos; es la confesión de la pena cometida y muy recomendada dentro de la iglesia, otro paso a realizar para ver signos genuinos de contrición, es hacerse un examen de conciencia y evaluar todo el hecho, sumado a esto el propósito del acto de arrepentimiento debe estar unido con una firme intención de no volver a caer en ese pecado.

    nadie llega al padre sino por mi

    Visión del arrepentimiento de pecados en el antiguo testamento

    Unas de las grandes manifestaciones de contrición genuina, que podemos en el antiguo testamento es el ayuno. Como ejemplo tenemos al Rey David en 2 de Samuel 12:16 citamos: “David rogó a Dios por el niño y ayuno, y se fue y pasó la noche acostado en el suelo.”  Aquí podemos testificar que el gran Rey David en un acto de arrepentimiento por un mal cometido por él, procedió a ayunar para limpiar su pecado.

    Otros de los actos de arrepentimiento de pecados del antiguo testamento, era el día de la expiación. Ese día el sumo sacerdote de Israel ofrecía sacrificios para cubrir los pecados propios de ellos, de los levitas y del pueblo hebreo. Esto ocurría el día décimo del mes séptimo del año sagrado; aquellos días también eran propicios para la convocación santa y el ayuno.

    En el antiguo testamento encontramos muchas  expresiones, que nos hablan de arrepentimiento de pecados; el Salmo 51: 16-17 nos expresa que: “porque no quieres sacrifico, que yo lo daría; no quieres holocausto. Los sacrificios de Dios son el espíritu quebrantado; al corazón contrito y humillado no despreciarás tú, oh Dios”.

    Aquí la pluma del salmista nos dice, que quiere Dios realmente de nosotros y que no son los sacrificios ni holocaustos; sino un corazón contrito y humillado. Expresiones como estas encontramos muchas, otras de interés que mencionaremos es; Joel 2:12 y que dice: “Por eso pues, ahora, dice Jehová, convertíos a mí con todo vuestro corazón, con ayuno y lloro y lamento”.                   

    Habla este versículo, de la conversión verdadera, volviendo nuestro corazón (pensamientos, ideas e ideologías) al Dios todopoderoso; también como el versículo estudiado antes exhorta al ayuno (abstenerse de ingerir alimentos y en varios casos también del agua) y de la misma forma habla del lloro, lamento y suplica.

    Por otra parte también se pueden mencionar como artículos del antiguo testamento que nombran referencia sobre el arrepentimiento son: Joel 2:13, Salmo 51:10, Jeremías 31: 18, Isaías 44:12, Daniel 4:27. 

    Enseñanzas de Jesús sobre el arrepentimiento de pecados

    La biblia en el nuevo testamento y nombrado por el mismo Jesús nos llama al arrepentimiento y a la conversión de nuestra vida pagana esto lo conseguimos en, Mateo 3:2 que reza así: y diciendo: "Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado." Vemos que aquí, se reitera la palabra dada en el antiguo testamento sobre la conversión de nuestros pecados, que nos alejan del Señor.

    Por otra parte, tenemos Mateo 4:17, Marcos 1:15, Mateo 18:11-14, Mateo 9:10-13 y Lucas 15 donde es reiterado el llamamiento a la gente de dejar el pecado atrás, reconciliarse con Dios y encontrarlo de corazón.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ¿Qué te pareció este artículo?

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Leer Más