Como hacer una oración por las ofrendas y los diezmos

como hacer una oracion por las ofrendas y los diezmos

Veamos como hacer una oración por las ofrendas y los diezmos, ya que cuando diezmamos, debemos hacerlo de corazón y pedir a Dios que ese diezmo logre mitigar la angustia de los más necesitados.

Cuando hacemos ofrendas al dios, podemos estar hablando de dinero, de comida, de algún sacrificio por parte nuestra, mortificando nuestro cuerpo en pro de agradar a Dios o tal vez de un ayuno. Pero generalmente cuando hablamos de ofrendas nos referimos solamente a la parte espiritual.

Una ofrenda, es un sacrificio que una persona hace en aras de que este sacrificio, dios lo tome como algo que se hace para mortificar el cuerpo o el espíritu. La idea es hacer ofrendas para pedir a cambio un favor o el bienestar de alguien.

Índice

    ¿Qué es una ofrenda y como se debe hacer para agradar a Dios?

    Cuando hacemos una ofrenda al Señor, nuestro deseo es que esta ofrenda pueda calmar la angustia de los menos favorecidos y llegue al corazón de Nuestro Creador para aliviar el dolor de los hombres.

    Todos queremos adorar a Dios y lo debemos hacer con cánticos de alabanzas, con oraciones, con ofrendas y con sacrificios. Esta es la mejor manera de agradar a Dios nuestro Padre Celestial.

    Por esta razón al bendecir cualquier ofrenda o diezmo podemos hacer una oración como esta:

    “Oh bendito Padre Celestial

    me dirijo a ti en esta ocasión

    para que riegues tus bendiciones sobre

    estas ofrendas que he presentado a tu altar

    bendícelas señor para que sean utilizadas para el bien

    y lleguen a manos de quien más las necesita

    Señor gracias por inundar de amor los corazones de tus hijos

    para que ayuden a su hermano en omentos difíciles

    así como Tú nos los has enseñado…”

    Otro ejemplo de como bendecir cualquier ofrenda o diezmo, para agrade a nuestro Padre Celestial, puede ser el siguiente:

    “Oh padre Celestial recibe esta ofrenda que te hago como un presente de mi persona para agradarte.

    Mi deseo es que esta ofrenda que hoy te hago,

    pueda servir de mucho para aliviar las penas de mis hermanos en Cristo

    y que la aceptes ya que la hago de todo corazón y con mis mejores intenciones.

    Mi deseo ferviente es que este pequeño granito de arena contribuya a aliviar el dolor de los enfermos,

    que dé abrigo al desamparado,

    cobijo al que no tiene techo,

    alimento al desposeído

    y que mis oraciones junto con estas ofrendas, lleguen hasta el cielo.

    Sírvete oh padre recibir de este humilde siervo todo cuanto te ofrezco

    por amor a ti y amor a mi prójimo…”

    traed todos los diezmos al alfoli y haya alimentos en mi casa

    Debemos hacer ofrendas a Dios para complementar nuestra adoración

    Si uno se mortifica haciendo algo que mucho nos cuesta, esto se puede ofrecer como un sacrificio o una ofrenda. Nadie debe enterarse  de las ofrendas que hacemos a Dios, dice la biblia que no debe enterarse la mano izquierda de lo que hace la derecha.

    Debemos hacer nuestras dádivas a los fieles, con alegría de corazón y sentirnos orgullosos de lo que estamos haciendo por nuestros hermanos.

    Dios mira nuestros corazones y Él  sabe si lo que estamos ofrendando, lo estamos haciendo con la mejor voluntad de socorrer a los demás y no para que los demás se fijen en nosotros y nos admiren y respeten por la calidad o la cantidad de lo que estamos ofreciendo al Señor.

    No importa que ofrezcas, hazlo con el corazón, entrega tus ofrendas sin obligación, hazlo siempre con buenas intenciones, y disfruta de la dicha de ofrecer algo que quieres, por el bienestar del prójimo. Dios es sabio y misericordioso, y sin duda todo lo que ofrezcas con fe, será multiplicado.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ¿Qué te pareció este artículo?

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Leer Más