Cómo orar por la sanidad de los enfermos según la Biblia

como orar por la sanidad de los enfermos segun la biblia

Aferrarnos a Dios para prevenirlas y sanarlas es la mejor opción divina, pero acaso sabes cómo orar por la sanidad de los enfermos según la Biblia.

Hoy en día, uno de los males que agobia al mundo y que invade a miles de hogares son las enfermedades, muchas causadas por factores externos provocados por la mano del hombre y otras por razones que aún se encuentran en estudio de científicos y expertos en el área de salud.

Las respuestas a nuestras dudas Dios nos las ofrece en el sagrado libro de la Biblia. En sus sabias letras está el cobijo y el refugio a nuestras penas. Jesús, milagroso Rey; sanó con su manto a muchos enfermos y con fe, y devoción a través de la oración librará de pestes y enfermedades a quien confíe en su maravilloso poder.

Índice

    En la Biblia reposan las más sabias palabras de la obra de Jesús, el hijo de Dios

    El poder de Dios no cambia, Dios es el mismo, ayer, hoy y por siempre (Hebreos 13:8), pídele de corazón y tus plegarias serán escuchadas. Jesús sanó enfermos quienes pidieron por su salud, sano a familiares y amigos de quieres oraron con fe y en ocasiones decidió librar de enfermedades sin que se lo pidieran.

    Aun así, la oración es poderosa, alivia y calma tus pesares y te brinda paz interior en momentos de adversidad.

    Un ejemplo de cómo orar por la sanidad de nuestros enfermos sería el siguiente

    “Oh amadísimo Padre Celestial

    tu que todo lo puedes, y todo lo logras

    escucha hoy mi llamado

    pues, quiero pedirte un favor urgente

    ya que necesito que le das salud y vida a todos los enfermos que hoy padecen una amarga enfermedad

    dales la fuerza y la fe necesaria, para salir adelante en tu santo nombre…..”

    O puedes iniciar la oración de la siguiente manera:

    “Dios Supremo

    Noble, humilde y bondadoso,

    tu que has sido misericordioso con quienes han acudido a tu llamado,

    brindando palabras de aliento a los más necesitados, consuelo a los afligidos,

     refugio a los desprotegidos, agua a los sedientos, pan a los hambrientos, salud a los enfermos y vida a quienes han tocado la muerte.

    Oh maravilloso ser, hoy imploro ante ti, piedad y compasión,

    para que así como enderezaste a encorvados,

    sanaste a leprosos,

    hiciste andar a paralíticos,

    libraste de fiebre y ceguera,

    diste a lisiados fuerza en sus tobillos y pies para recorrer tu camino,

    curaste enfermos bajo la luz del sol e hiciste parir a quienes no podían dar a luz...”

    bendito sea dios que no echo de si mi oracion ni de mi su misericordia

    El poder de la Oración sana cuerpos y almas de quienes le piden con devoción

    En momentos difíciles, cuando padecemos alguna enfermedad que no logramos curar a través de tratamientos médicos tradicionales o naturales o en su defecto se nos ha diagnosticado alguna enfermedad terminal, no permitas que el dolor y la desesperación te invadan.

    Implora con mucha fe y devoción a Dios, así como Jesucristo sanó a tantas almas en sus años de ministerio en la tierra, así quitará toda enfermedad de tu cuerpo y dará alivio a tu alma. Y si algún amigo o familiar está pasando por una situación similar, eleva al cielo las plegarias de petición por ese ser que necesita ser bañado de bendición sanadora.

    Dios siempre escucha, confía en su voluntad. Deja que obre con libertad y que sea Él quien libre con sus manos sanadoras a todos nuestros hermanos enfermos. Ora de forma constante y nunca decaigas, no creas jamás que tus peticiones son en vano. Dios siempre estará allí, brindándote su ayuda y llenándote de fortaleza, para enfrentar cualquier adversidad que pueda presentarse en el camino.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ¿Qué te pareció este artículo?

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Leer Más