Saltar al contenido

¿Cómo orar a la Virgen de Fátima para que me escuche?

5 abril 2020

Es posible conseguir milagros acerca una gran cantidad de testimonios de personas que aseguran haber recibido un milagro de la Virgen de Fátima cuando deciden «orar para que me escuche».

Son muchos los milagros conocidos de la Virgen de Fátima desde su primera aparición a los tres pastores de Fátima.

La primera aparición de la Virgen fue a tres pequeños niños, a los que les prometió un mundo mejor, el final de la guerra y la erradicación de la enfermedad.

Pero fue necesario un gran número de apariciones y milagros de esta para que la iglesia pudiera reconocer sus milagros.

La Virgen de Fátima es enviada por Dios como intermediaria entre los que nos encontramos en la tierra y Él, es la encargada de interceder por nosotros al orar para que me escuche.

Manera correcta de orar para que me escuche la virgen

No solo se trata de recitar una oración al pie de la letra, sino que es necesario hacer nuestras oraciones con devoción y amor a la Virgen. A continuación te nombraré algunas opciones de orar para que me escuche la Virgen de Fátima:

  • Para comenzar, lo primero que debemos saber es que siempre debemos colocar en primera instancia a Dios y su hijo Jesucristo. Recuerda que la oración se realizará para pedir a la Virgen de Fátima que interceda por nosotros ante ellos.
  • Por otra parte, es importante realizar nuestras peticiones en un lugar en calma y donde podamos concentrarnos solo en alabar y adorar a nuestro padre a través de nuestra Santa Virgen.
  • Abre tu corazón, mientras oras siempre ten abierto tu corazón. Solo así podrás mostrar a Dios y a la Virgen que tus peticiones y tu devoción es sincera. Además, tus peticiones serán respondidas a través de Él, Dios y la Virgen colocan las respuestas correctas a nuestros problemas en nuestro corazón.

  • Arrodíllate ante ellos, no hay una mejor manera de orar y lograr ser escuchado realmente que orar arrodillado en señal de reverencia y humildad.
  • La confianza en que todas nuestras peticiones serán escuchadas, porque estamos haciendo cada petición con fe es el punto más importante que debemos recordar al orar.
  • Asegúrate de recitar tu oración a la Virgen de Fátima en voz alta. El único ser que es capaz de escuchar nuestras oraciones y peticiones cuando la hacemos en nuestros pensamientos es Dios, nadie más.

Ten una relación sincera con Dios y la Virgen

Si solo buscas de la Virgen de Fátima en los momentos difíciles de tu vida, es posible que no veas los resultados que deseas. Esto debido a que las bendiciones en nuestras vidas aparecen cuando mantenemos una relación verdadera espiritualmente.

No solo ores para pedir y en momentos de desesperación, también hazlo en momentos de calma. Agradece tu vida, tu día y tu familia, y demuestra que tu fe va mucho más allá de solo desear solicitar una ayuda.

Dios no bendice a los no creyentes, y las bendiciones vienen directamente de Él. La Virgen de Fátima es nuestra intermediaria y quien intercede por nosotros ante nuestro Padre. Pero si no existe una relación y una fe verdadera, jamás atenderán ni escucharán tus súplicas.

Se sinceró y agradecido con quienes te ayudan. No olvides agradecer cada nuevo día y cada noche por las bendiciones de todo el día. El simple hecho de estar vivos y respirar es una bendición del cielo.

Ten confianza en que la Virgen de Fátima tiene poder celestial. Demuéstrale que crees en ella, así tus atenderá a tus oraciones.