Saltar al contenido

¿Como orar a la Virgen María de forma efectiva?

5 abril 2020

Quizás la mayoría de las oraciones que hacemos a Dios son de petición de algún beneficio y no está mal porque dios quiere que le demos gracias y además quiere darnos lo que necesitamos, en eso coincidimos. Pero se debe aprender a como orar a la Virgen María de forma efectiva.

A veces no tenemos lo que pedimos porque oramos mal, no prestamos atención a lo que pedimos y como lo pedimos, también a veces no pedimos lo que es correcto y adecuado para nosotros. La oración debemos verla como un regalo, un pacto y una comunicación con Dios a la vez. Las oraciones de petición son solo uno de los tipos de oración que hay.

Además las oraciones de petición, están las oraciones de adoración, la de intercesión, de acción de gracia, de alabanza que debemos conocerla porque debemos practicarlas, no solamente pedir.

¿Como orar a la Virgen María de forma efectiva?

En caso de que no tengas el conocimiento necesario para lograr orar de forma efectiva, entonces simplemente debes seguir los siguientes consejos:

Conoce las escrituras

Para lograr tener una vida de oración efectiva es necesario entender que nuestra autoridad espiritual es Jesucristo, así como lo dice la Biblia. La única forma de poder lograrlo es aprenderse de manera íntimamente las escrituras. Tan solo utilizando unos pocos minutos en el día, la palabra de Dios aumentará la fuerza y la autoridad a tus oraciones.

Debes saber a quién te diriges

Orar de forma efectiva es una conversación con el Padre, y al comenzar la empezar debes comenzar dirigiéndote a la persona con la que estás hablando diciendo su nombre. Puedes comenzar con «Nuestro Padre en el cielo», ya que se enfoca en una persona distinta, es nuestro Padre Celestial y con él poseemos una relación distinta y personal.

Compartimos el mismo derecho de llamar a nuestro Dios «Padre», y en ocasiones necesitamos hablar con nuestro Padre Abba, Papá Dios. Puede ser de utilidad cuando se empieza a realizar la oración centrarme en la Santísima Trinidad y saber con cuál de ellas vas a conversar.

Puede ser al Espíritu Santo, el cual llena y te da poder para realizar las tareas que el Padre Dios te ha mandado a realizar. En ocasiones puede ser con Jesucristo, ese amigo que es nuestro salvador y se encuentra más cercano que un hermano. Por otro lado, contar un sentido claro acerca de con quién hablas puede ayudar a saber cómo decirlo y también lo que deseas decir.

Pide perdón con tu corazón

En el nuevo testamento podemos aprender que si deseas que las plegarias sean atendidas, el corazón de la personas tiene que estar bien con los demás y con Dios. En caso de que sientas que tu plegaría no pasa del techo de tu habitación, debes tomar unos minutos para analizar tus acciones y observar tu corazón.

Orar sin cesar, esa es la clave

San Pablo nos pide orar sin cesar poniéndonos en manos de la Virgen María y de Dios, esta es la clave. Si somos tentados, no podemos obtener las gracias de Dios porque dejamos de estar unidos a él.

Estar unido a Dios es lo más importante porque nos sucede como las ramas de una planta, ya que su hijo dijo “yo soy la vida y vosotros los sarmientos, el que esté unido a mí produce buenos frutos”.

Cuando el viento está fuerte pero el sarmiento está muy unido con la vida, igualmente puede producir buenos frutos porque los nutrientes de la vida van a correr plenamente por el sarmiento.

Al orar de forma efectiva a la Virgen María, Dios puede otorgar enorme cantidad de gracia y sus contestaciones serán favorables hacia nosotros.