Saltar al contenido

¿Dónde comprar una cruz del Papa Francisco? – La protección de usarla

31 mayo 2020
¿Dónde comprar una cruz del Papa Francisco? – La protección de usarla

Existe varias cosas que llaman la atención en el Papa Francisco, en el caso de su vestimenta podemos notar que la Cruz del Papa Francisco es distinta. No es la típica Cruz en donde podemos observar el cuerpo de Cristo crucificado. En esta Cruz que lleva el Papa Francisco, podemos ver a un pastor junto a su rebaño de ovejas.

Y es que esto representa los ideales religiosos del Papa Francisco, para él esto significa que debe ser un guía para todas las personas que necesitan de su ayuda. Usarla da la protección de Dios en tu vida y además siempre está presente el de ser un pastor de rebaño, que guía a sus rebaño por el camino correcto.

Este es un mensaje muy bonito, ya que además el Papa nos enseña que la Cruz no es un adorno, sino que tiene que ser un símbolo de nuestra fe. Hoy hablaremos sobre la cruz del Papa Francisco y donde comprarla.

La Cruz del Papa Francisco y donde comprarla

Durante siglos, los papas, cardenales y obispos llevaron la cruz pectoral como signo de autoridad y prestigio entre los miembros del clero. De hecho, uno de los primeros papas en llevar una cruz pectoral papal fue el Papa León III, en el año 811. Se le dio una cruz de oro como regalo de Nicéforo, el Patriarca de Constantinopla.

Pronto se hizo costumbre que el Papa llevara una cruz pectoral. Desde entonces, la cruz pastoral se adorna con joyas de oro y piedras preciosas. Dicho esto, dedujimos que la cruz pectoral del Papa Francisco es definitivamente diferente de las anteriores. Se puede ver que no hay oro en su cruz pectoral, ni piedras preciosas o joyas.

Sólo un alma sencilla y humilde podría rechazar un pectoral de oro sólido, que es exactamente lo que hizo. Su excelencia eligió mantener la misma cruz pectoral papal que usó durante muchos años como Arzobispo y Cardenal de Argentina.  El Papa Francisco decidió mantener su cruz pectoral original porque ocupaba un lugar especial en su corazón.

Cuando sostuvo su cruz pectoral en su mano fue un recordatorio para él de que fue llamado por Dios para ser un pastor para su pueblo, especialmente para los más pobres de los pobres. Aquellos que lo encontraron mientras rezaba por ellos y hablaba con ellos fueron atraídos a la cruz y encontrarían consuelo y paz al ver la cruz pectoral.

En el centro está la figura de un hombre que representa a Jesús, el Buen Pastor, que ha encontrado una de sus ovejas y la lleva mientras las otras ovejas la siguen de cerca. En lo alto de la cruz, la paloma que representa al Espíritu Santo desciende de Dios Padre a Dios Hijo, ayudando a los que están perdidos y en la oscuridad, y trayéndoles nueva vida.

El estilo lineal pretende ser un símbolo de una nueva era eclesiástica, una Iglesia pobre entre los pobres, como ha indicado el Papa. La Cruz del Papa Francisco pectoral original, es de plata y pesa 80 gramos. Evidentemente solo se puede realizar la comprar la imitación de la Cruz que lleva el Papa Francisco. Se encuentran disponibles en tiendas online, puedes utilizar el buscador de tu navegador favorito para realizar la compra.

La Cruz para los Cristianos

En tiempos precristianos, la Cruz era el instrumento de una muerte vergonzosa y terrible. Los antiguos romanos la inventaron y la usaron en todas partes para intimidar a los pueblos a los que habían subyugado.

Todos miraban este instrumento de ejecución la vergonzosa cruz con horror. Pero un cambio notable tuvo lugar con respecto a la Cruz después de que Nuestro Señor Jesucristo fuera crucificado en ella. Jesucristo sufrió y murió en la Cruz. Tomó horribles sufrimientos sobre sí mismo para salvarnos de los pecados.

La Cruz recibió una gran gloria, como ningún otro objeto hecho por las manos del hombre ha poseído. La Cruz es el primer y más grande objeto sagrado cristiano. Cuando el sacerdote santifica el agua, sumerge la Cruz en ella, y el agua se convierte en sagrada. Cuando llevamos la Cruz en el pecho, nuestro cuerpo la toca constantemente, y al tocarla, también es santificada. La Cruz que llevamos nos protege de todo tipo de peligro.