¿Por qué Dios no escucha ni responde a mis oraciones?

por que dios no escucha ni responde a mis oraciones

Amado lector, la voluntad de Dios dice en su palabra, que es: buena, agradable y perfecta. Es por eso que cuando  se ora, se debe seguir algunos principios básicos para que  puedas sentir  que no  tienes los cielos cerrados. Con este artículo sobre dudas Cristianas podrás aclarar ese punto  del  ¿Por qué Dios no escucha, ni responde mis oraciones?  El siguiente apartado será de gran bendición para ti y podrás compartirlo con tus amigos y familiares.

Índice

    Dios no escucha ni responde mis oraciones

    Quizás te has  hecho esta pregunta; pero no te angusties amigo, puede ser que en ocasiones podamos pensar eso. Sin embargo, hay que tener en cuenta que el libro de Eclesiastés 3:1 dice de la siguiente manera: “Todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora” de esta forma escribió el sabio Salomón sobre lo que se quiere o desea una persona debajo de los cielos. Así que estamos prevenidos de ser paciente de lo queremos de este mundo.

    Las sagradas escrituras hablan en la segunda carta de Pedro 3:8-9a Pero, amados, una cosa no pasen por alto: que delante del Señor un Día es como mil años y mil años como un Día. 9a El Señor no tarda su promesa, como algunos la tienen por tardanza; entonces Dios no contesta fuera de tiempo tus oraciones sino en el momento adecuado.

    Quizás digas: Dios no escucha ni responde mis oraciones; pero él escucha cada una de nuestras peticiones; pues él es omnisciente y sabe todo lo que hacemos. Por esta razón no debemos tener ninguna duda que el Señor escuche nuestras súplicas, ya que todas llegan a él.

    Pero las sagradas escrituras también dicen en la epístola de Santiago 4:3  pedimos y no recibimos porque pedimos mal, para gastar en nuestros placeres. Entonces la biblia nos exhorta a que no hay que pedir solo por nuestros deleites o placeres. También podemos usar la oración para interceder por otros. Este libro también nos dice, que es mejor dar que recibir.

    Por este motivo debemos pedir conforme a la voluntad de Dios la cual es buena, agradable y perfecta. Los pensamientos de Dios son superiores a los nuestros por esta razón en el debemos dejar nosotros todas las cargas, porque él sabe; tus necesidades, lo que nos conviene y el responderá en la grandeza de sus riquezas.

    dios amado llename hoy de la suficiente fe para comprender
    En el libro de Mateo 6:33 Dios, nos orienta de la siguiente manera: Más bien, buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas serán añadidas. Y cuando se refiere aquí el Señor, a que todas estas cosas nos serán añadidas tiene que ver con: vestido, calzado, alimentos entre otros.

    Dios responde en su justo momento

    Hagamos un ejercicio mental, supongamos que nuestro amado Padre cumple todo cuanto le pides. Y a partir de ese momento entramos en soberbia; nos creemos el ultimo refresco del desierto, y no queremos compartir con nuestros seres amados porque nos creemos los reyes, amos y señores del mundo; Dios no quiere que tú te apartes de él, el Padre celestial quiere que permanezcas en su presencia constantemente.

    Por ese motivo Jehová, responde nuestras oraciones en el momento justo. Dios tiene un  plan para cada uno de nosotros y el cumplirá sus propósitos contigo en su tiempo. Es por este motivo, que debemos pedir ayuda al Espíritu Santo para que guíe nuestras oraciones, él nos ayuda a pedir como conviene, ademas, intercede por nosotros con gemidos indecibles.

    Otro aspecto muy importante a tomar en cuenta entorno, a la respuesta de Dios a tus oraciones es como esta tu vida espiritual con respecto al Señor, porque él es Santo y no  responderá a tus peticiones si antes tú no procedes al arrepentimiento de pecados y a tener una vida en santidad ante sus ojos. Recuerda que él es Santo y no se aproximara: al mal, a lo vil, lo malo, injusto, cruel etc.

    De esta manera notamos que Dios, por su omnisciencia en todo momento escucha mis oraciones, el Señor no retarda su promesa; sino que contesta nuestras oraciones, en el momento conveniente; ya que él sabe lo que en realidad nos conviene y responde en su justo momento, conforme a su voluntad y los propósitos de Dios en nuestras vidas.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ¿Qué te pareció este artículo?

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Leer Más