Saltar al contenido

¿Cómo eligió Jesús a sus doce apóstoles? Una historia increíble

22 marzo 2020

Amigo lector, sabemos que a Jesús le siguieron muchas personas a todos lados; pues, donde llegaba realizaba milagros y prodigios empezando por Capernaum de Galilea; pero el Señor escogió solo 12 hombres valientes que estuvieran con él en su ministerio terrenal, que llevarían el evangelio del reino de Dios a toda la tierra con autoridad y también para bautizar, entonces ¿Cómo eligió Jesús a sus doce apóstoles? Conoce como tomó Jesús, a sus doce mensajeros de la paz.

La historia increíble de los apóstoles

Jesús, antes de escoger a sus doce apóstoles, estuvo en el desierto ayunando cuarenta días y cuarenta noches; pero paso la prueba de la tentación, y fue llevado por el poder de Espíritu a Galilea (Lucas 4:14), específicamente a la cuidad marítima de Capernaum a comenzar  su ministerio predicando; lo dice Marcos 1:14b «Jesús vino a Galilea predicando el evangelio del reino de Dios».

Y la palabra del Señor da evidencia, de como hizo el llamado a hombres judíos; mostrando la convocación especial que hace Jesús a su pueblo, de manera oportuna.

En Lucas 5, es un ejemplo de cómo un milagro de Jesús llama a unos pescadores; él vio en en el mar de Galilea dos barcas; y el verso 3 dice: «Y entrando en una de aquellas barcas, la cual era de Simón, le rogó que la apartase de tierra un poco; sentándose, enseñaba desde la barca». El Señor hizo esto porque mucha gente le seguía para oír la palabra de Dios; cuando él termina de hablar de pide a Simón que fuera mar adentro, para pescar; pero Simón le declara que desde la mañana no han podido pescar nada; mas por ser él el que lo pedía, obedecería.

Para mayor Sorpresa, atraparon tal cantidad de peces que la red se rompía; viendo esto Simón cayó arrodillado, y con él Andrés su hermano, Jacobo y Juan hijo de Zebedeo compañeros de Simón; y dejando ellos  la barca a sus padres le siguieron.

Así varios fueron llamados; dejando todo le seguían; como otros también ponían escusas; pero aún así mucha gente lo buscaba.

En esos días Jesús, decide subir a un monte a orar a Dios toda la noche; cuando fue de día, llamó a 12 discípulos de los que él quiso; y entre ellos estaban: Simón a quien llamó Pedro, Andrés hermano de Pedro, Jacobo, Juan hermano de Jacobo, Bartolomé, Tomás, Mateo el publicano, Leví hijo de Alfeo, Tadeo, Simón el cananista y Judas Iscariote; y subieron al monte con él.

A los cuales llamó apóstoles; y en Marcos 3:14b-15 dice porque los llama a ellos: «Para que estuviesen con él, y para enviarlos a predicar, y que tuviesen autoridad para sanar enfermedades y para echar fuera demonios».

Les pidió, que fueran prudentes y sencillos; pues serían enviados como ovejas entre lobos.

Estos hombres, no fueron escogidos; por su estatura, fuerza, conocimiento, belleza o dinero; sino por lo que había en sus corazones.

Pues, Dios mismo lo dice en 1ra de Samuel 16:7 «Y Jehová respondió a Samuel: no mires a su parecer, ni a lo grande de su estatura, porque yo lo desecho; porque Jehová no mira el hombre; pues el hombre mira lo que hay delante de sus ojos, pero Jehová mira el corazón«.

Jesús y los primeros apóstoles

Entonces, ¿Cómo eligió Jesús a sus doce apóstoles? Jesús antes de ascender al cielo; llamó a sus apóstoles a un monte en Galilea, y allí les dijo que fueran por la naciones haciendo discípulos, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden, todo lo que él ya les había enseñado.

Nosotros los que conocemos la verdad, también somos discípulos de Cristo; llamados «linaje escogido, real sacerdocio, nación santa; pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de aquel que nos llamó de las tinieblas a su luz admirable», escrito en la primera epístola del apóstol San Pedro 2:9.

Vamos, anunciemos el evangelio de la paz, Jesús eligió a sus doce apóstoles, por los cuales la palabra de verdad se extendió y llegó hasta nuestros días; pero ahora somos más los escogidos, y somos embajadores del reino de Dios; donde el Señor también nos ha prometido estar con nosotros hasta el fin del mundo.