Saltar al contenido

¿Cuáles y cuántas son las epístolas de Apóstol San Pablo?

17 junio 2020
¿Cuáles y cuántas son las epístolas de Apóstol San Pablo?

En caso de que no sepas cuantas epístolas tiene San Pablo, no te preocupes de que te por medio de este apartado te enseñaré las epístolas del Apóstol San Pablo. Las Epístolas del Apóstol San Pablo tienen una gran importancia en la composición del Nuevo Testamento, porque es en ellas donde encontramos una profunda y abarcadora revelación y elucidación de los misterios de las enseñanzas del Evangelio.

Aparte de los misterios individuales del apóstol Pablo, especialmente los amados de la fe de Cristo. Por ejemplo, el significado de la ley del Antiguo Testamento en relación con el Nuevo Testamento. La corrupción y la decadencia de la naturaleza humana, el único medio de justificación ante Dios es a través de la fe en Jesucristo. Se puede decir que no hay un punto en todo el dogma cristiano que no tenga sus comienzos y su afirmación en sus epístolas. El grueso de las epístolas está estructurado con ese único plan.

Las epístolas del Apóstol San Pablo

Para las personas que se encuentran acostumbradas a leer la Biblia, seguramente se sorprendan al saber que el hombre que redacto más libros de la Biblia no fue Salomón, no fue Moisés, sino que fue el Apóstol Pablo. Se indica que escribió por lo menos unos 13 libros del Nuevo Testamento; si contamos el libro de Hechos, entonces son 14. Sus escritos han sido escudriñados por más eruditos y estudiantes de las Escrituras.

Las epístolas del Apóstol San Pablo son esenciales para leer y estudiar si queremos una comprensión más completa de las Sagradas Escrituras. Pero, ¿cuánto entiendes tú de estos libros? ¿A qué público está dirigida? ¿Cuáles eran los temas que Pablo trataba en estas muchas cartas? Epístola es simplemente una palabra que significa “carta” o también puede ser «mensaje escrito».

Podemos conocer que algunos de los libros escritos por San Pablo fueron redactados desde las celdas de la cárcel; algunas de estas epístolas van dirigidas a las congregaciones y otras a individuos. La mayoría de las epístolas de Pablo fueron dichas a un secretario, conocido como amanuense, pero la carta de los Gálatas es una excepción de las epístolas, por lo menos existe una parte que Pablo comenta que está escrita con su puño y letra.

Pablo escribió estas cartas durante un período aproximado de 10 a 20 años entre el 45 y el 66 d.C. Las estimaciones de las fechas en que estas cartas fueron escritas variarán ligeramente de una autoridad a otra, pero estaban dentro de este marco de tiempo. Con estas cartas podemos aprender o por lo menos tener una pequeña idea acerca de las congregaciones de la comunidad cristiana que existían en el siglo uno.

Sobre la base de testigos creíbles, la voz común de la Iglesia atribuye catorce Epístolas a la autoría del Apóstol Pablo, que aparecen en la Biblia son los siguientes que te nombraré a continuación (sin orden especifico). Epístola a los Romanos. Primera Epístola a los Corintios. Segunda Epístola a los Corintios. Epístola a los Gálatas. La epístola a los Efesios. Epístola a los filipenses. Epístola a los Colosenses. Primera Epístola a los Tesalonicenses.

La segunda Epístola a los Tesalonicenses. Primera Epístola a Timoteo. Segunda Epístola a Timoteo. Epístola a Tito. Epístola a Filemón. La epístola a los hebreos. Las Epístolas del Apóstol San Pablo no están en ningún orden cronológico, sino que están ordenadas de acuerdo a su significado y magnitud de su circulación, y por la importancia relativa de la Iglesia y su gente a la que se dirigen.

La forma y la estructura

La forma de las epístolas de San Pablo es una clase magistral de escritura de cartas, y son bastante consistentes con el patrón que era común en el mundo griego antiguo. Estas 14 cartas son de vital importancia para que todos los cristianos las entiendan. Comienzan con un saludo a los lectores y una expresión de gratitud a Dios por su actividad providencial sobre el lugar al que se dirige. Más adelante, la Epístola se divide normalmente en dos partes, instrucciones religiosas y directrices morales.

El Apóstol aborda los asuntos privados, encarga encargos a las personas, habla de sus circunstancias personales, expresa sus amables deseos y envía saludos de paz y amor. Su lenguaje es vivo y brillante, recuerda una profunda comprensión del Antiguo Testamento. El apóstol Pablo fue uno de los más grandes siervos de Dios y fue usado por él para proclamar audazmente las buenas noticias del Reino de Dios.