Saltar al contenido

¿Qué no hacer ni decir en una oración a Dios?

14 marzo 2020

Puede que haya una forma ideal de rezar pero no la conocemos, tal vez estamos orando erróneamente, cometemos errores y no nos percatamos. Todas estas cosas no deben preocuparte. Cuando una plegaria es recitada desde el corazón, con amor y humildad, es prácticamente seguro que estará bien. Sin embargo, puede que en algún momento hagamos algo que vaya en contra de Dios, sin querer que esto sea así.

Para evitar cometer una equivocación a la hora de hablar con el Padre, te daremos unos consejos sobre qué no hacer ni decir en una oración. No debes caer en angustia pensando si en el pasado pudiste haber hecho enojar a Dios, debes saber que el Señor conoce nuestras intenciones y sabrá si somos puros de alma, independientemente de cualquier error. Ahora solo tendrás que tomar en cuenta nuestras recomendaciones y así cuando oremos, todo será conforme a las leyes del cielo, de la misma manera que Cristo nos enseñó.

Errores comunes, qué no hacer ni decir en una oración

Orar es interactuar con todo el cielo, no solamente con Dios, ya sea leyendo un escrito o hablando según la guía de nuestra alma. Se pueden cometer errores, somos humanos y no es nada grave. No obstante, se debe tener especial cuidado, a veces los errores en cuanto a lo que digamos o hagamos pueden llevarnos por un accionar anti-cristiano.

Lo esencial a la hora de dirigirnos en oración al Todopoderoso o a un Santo, Arcángel, etc., será hacerlo con gentileza, humildad y amor, después de eso, todo es prácticamente natural y fácil. A continuación daremos algunas unas recomendaciones respecto a cosas que hay que evitar cuando estamos en comunión con lo divino:

  • Inicialmente empezaremos con lo que tal vez es uno de los errores más comunes en las oraciones. Puesto que solemos pedir mucho a Dios diversas cosas, es posible que incurramos en el exceso. Debemos evitar pedir cosas que verdaderamente no necesitamos.
  • Tratemos de dejar de lado la avaricia pidiendo por dinero. Si tenemos problemas monetarios, lo mejor será pedir por estabilidad o conocimiento para salir de esa dificultad.
  • No pidamos cosas que van en contra de las enseñanzas cristianas, los mandamientos y de lo que el Señor plantea en el Evangelio.
  • Es vital dejar de pensar que Dios está para concedernos deseos, oremos para agradecer, alabar y si es necesario pedir, pero únicamente por lo que nos falta y que es fundamental para el bienestar.
  • Debemos evitar orar sin fe. No podemos pretender que ocurra algo si no creemos que ocurrirá, debemos confiar en la bendición y la gloria del Creador.
  • Evitemos orar por obligación, el Padre Celestial no nos obliga a nada, él simplemente nos dejó su voluntad, la cual es la que deberíamos seguir para llevar una vida correcta. Pero si deseas acercarte a la vida cristiana, también hay oraciones que puedes hacer para que Dios te ilumine y te llene de esperanzas. Podemos pedir casi que por lo que sea (que no atente contra lo cristiano) lo que tienes es que saber qué y cómo pedirlo.

Pedir correctamente y orar con fundamento

Estas recomendaciones son generales, pero básicas, te pueden servir de guía. Toma en cuenta siempre lo siguiente “¿Qué haría Jesús?” y no solo sirve para las oraciones, abarca todo en nuestra vida. Si todos fuéramos como Cristo ¿El mundo no sería un lugar mejor? El vino aquí para salvarnos, es lo que todos escuchamos, pero también dejó muchas enseñanzas que hoy son tomadas muy poco en cuenta.

Anteriormente explicamos muchas cosas en la que debemos tratar de no incurrir, tal vez resulte un poco difícil al principio si ya estamos acostumbrados a un tipo de oración. Pese a ello, no te tienes que preocupar, en nuestra página Fieles a dios, encontrarás diversas oraciones, casi que para lo que necesites y si no está la que requieres, al menos hallarás guías de cómo debe ser una oración y cómo debes dirigirla.