La increíble historia del profeta sin nombre en la biblia

la increible historia del profeta sin nombre en la biblia

Querido lector, en esta ocasión quiero presentarte una historia muy interesante, sucedida en el antiguo testamento; más específicamente en el primer libro de Reyes capitulo trece (13); cuando Dios nos encomienda una misión, es para realizarla por completo; y no a medias. En esta increíble historia del profeta sin nombre veremos las consecuencias de no cumplir lo encomendado por nuestro Señor; esta historia será de gran prosperidad para ti y los tuyos.

Índice

    Historia del profeta sin nombre

    Todo el que es llamado al servicio de Dios; el Señor tiene un plan, y propósito para su vida; y es nuestra responsabilidad no apartarnos del camino que Jehová nos ha encomendado. En ocasiones los ministros del Dios entran en desobediencia apartándose de la santidad del Señor, en inmoralidades sexuales, murmuraciones y entre otras. Otra manera de caer en rebeldía con el todopoderoso, es cumplir con lo encomendado por él; pero a medias.

    En el ministerio que te ha otorgado Dios, nuestro servicio debe ser pleno y sincero,  entregarnos por completo a la misión encomendada por él, ya que de no hacerlo de este modo podemos incurrir en grandes faltas, que pueden ser sancionadas de gran manera. Es esto lo que le aconteció; al profeta sin nombre de esta historia que se cuenta en la biblia.

    Otra reflexión importante que nos deja esta historia, es que el cristiano debe tener discernimiento de espíritu. Y estar muy atento ante los ataques del enemigo; la biblia habla que él está como león rugiente, esperando el mínimo error de nuestra parte para así quitarnos nuestras bendiciones en el Señor; es por ello, que debemos estar ojo avizor velando  ayunando, orando en todo el tiempo por nuestra salvación en Cristo Señor nuestro.

    Y es de esto que le faltó al profeta, cuando fue persuadido por el otro hombre a entrar de nuevo a la cuidad a comer y beber con él. El Señor dice en su palabra que el no tiene sombra de variación, él es y será el mismo, hoy, mañana y siempre. Y si el nos encomienda a realizar una misión, nosotros debemos cumplirla hasta el final y no dejarla a medias.

    ten confianza que el dia hoy todo saldra bien
    Dios encomendó al profeta de persuadir al Rey Jeroboam, de abandonar las prácticas paganas que este aprobaba en el templo. El rey ordenaba hacer altares a gente que no estaban a cuentas con el Señor; no eran aprobados por los ojos del Todopoderoso, ellos no estaban en la santidad que Dios les exigía para estos altos cargos de la jerarquía eclesiástica de la época. Como hoy en día, nosotros debemos guardarnos en santidad para ejecutar las misiones del Señor en nuestras vidas.

    Jehová muestra su poder ante el rey, quedando el brazo de este, seco por levantarlo en contra de un enviado de Dios. El Todopoderoso muestra su poder ante el rey, castigándole por su falta ante el profeta, y luego perdonándolo por este mal. El Señor muestra que el está por encima de cualquier fuerza humana de este mundo, y demuestra que a quien encomienda hacer una tarea, este contará con su cobertura.

    El Señor nos exige un trabajo de excelencia 

    La tarea que el Señor nos encomienda, no debemos realizarla de mala manera o a medias porque él nos facultará y pondrá las herramientas necesarias para el fiel cumplimiento de sus designios.

    Esta increíble historia del profeta sin nombre, termina de una forma trágica al morir este en manos de un león; pero nos deja a nosotros, la valiosísima reflexión que lo encomendado por el Rey de Reyes y Señor de Señores, debemos llevarlo a cabo cueste lo que nos cueste; porque de no hacerse de esta manera las consecuencias que pudiéramos padecer serian muy fatales, al no obedecer con lo encomendado por Dios.

    La invitación es, a no movernos de los llamados de Dios; sino a cumplirlos a cabalidad. La desobediencia al Dios altísimo, se transforma en maldición para nuestras vidas. Sigue el enfoque de Jehová, y su bendición estará en tu camino. Todo buen cristiano es fiel cumplidor de las ordenes de nuestro Señor, y obediente a la palabra de este, vive tu diario caminar en los propósitos de Dios, y el no se apartará de tu vida en ningún momento como nos lo ha prometido.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ¿Qué te pareció este artículo?

    1. Leonida dice:

      Muy buena!

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Leer Más