Oración poderosa de acto de contrición Señor mío Jesucristo, Dios mío

oracion de acto de contricion senor mio jesucristo

Cuando somos creyentes de la iglesia católica, hay oraciones que no sabemos que son o para qué son y esta oración que se titula oración poderosa de acto de contrición Señor mío Jesucristo, Dios mío, no es la exención. Cuando se habla de orar siempre queremos hacerlo bien para recibir las peticiones adecuadas.

Nosotros siempre queremos orar perfectamente por cual sea nuestras peticiones; pero en este artículo te enseñaremos a orar poderosa de acto de contrición Señor mío Jesucristo, Dios mío.

Índice

    Acto de contrición Señor mío Jesucristo

    Es una acción propia ante el arrepentimiento, que puede sentir un ser humano por haber cometido una acciones de pecado, la cual considera contraria a los principios y causa furor a Dios. Esta falta causa dolor o pesar en la persona.

    La acción propia de contrición es considerado un sacramento: el sacramento de la penitencia. El querer este accionar correctamente, no debe obedecer a sentimientos de angustia, pena o vergüenza.

    La motivación de este acto debe estar ligado con sentimientos sinceros de arrepentimiento y no solo para enmendar haber perdido algo o haber sufrido un castigo.

    Cuando se acciona el acto de contrición, la gente renuncia a cometer los pecados que ofendan a Dios.

    Esta persona debe estar consciente del grave infracción cometido con sus acciones y promete firmemente no volver a pecar.

    Quien ha hecho un acto de contrición de ninguna manera debe ser coaccionado para ello. La doctrina reza que si el arrepentimiento no viene como iniciativa propia, realmente no tendrá ningún valor o significado ante los ojos de Dios sino que quedaría nulo para Dios.

    andemos guiados por el espiritu

    ¿Cuándo hacemos el acto contrición Señor mío?

    Durante la festividad de la eucaristía existen tres oportunidades para que los fieles creyentes que presencia la Santa ceremonia expresen el arrepentimiento por sus errores cometido, a través de la reflexión ante la palabra de Dios. Pueden decir en esto momento.

    • Al comienzo de la ceremonia el sacerdote que oficia el servicio realiza la invitación para hacer el acto de contrición. Los que presencia realizan un breve examen de conciencia y luego rezan todos juntos la siguiente oración:

    “Jesús, mi señor y redentor, me arrepiento de todos los pecados que he cometido hasta hoy, y me pesa de todo corazón porque con ellos ofendió a un Dios tan bueno.

    Propongo firmemente no a pecar otra vez y confío que por tu infinita misericordia me has de conceder el perdón de mis culpas y me has de llevar a la vida eterna. Amén”

    • También se da durante la ceremonia el que se dice que Dios redime los errores y concede el perdón.
    • Cuando se hace las oraciones de peticiones a Dios, respondiendo a cada una de estas con la frase “Señor, ten piedad”.

    Oración del acto de contrición adecuada

    Señor mío, Jesucristo, Dios y Hombre verdadero, Creador, Padre y Redentor mío,  por ser quién sois y porque que amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón haberos ofendido.

    Propongo firmemente nunca más pecar, apartarme de todas las ovaciones de ofendernos, confesarme y, cumplir la penitencia que me fuera impuesta.

    Ofrezco, Señor, mi vida, obras y trabajos, en satisfacción de todos mis pecados, y, así como lo suplico, así confío en vuestra bondad y misericordia infinita, que los perdones, por los méritos de vuestra preciosísima sangre, pasión y muerte, y me daréis gracia para enmendarme, y perseverar en vuestro santo amor y servicio,
    hasta el fin de mi vida.

    ¿Cómo hacer el acto de contrición adecuadamente?

    El remordimiento es lo más importante cuando hacemos el acto de contrición. Se rechaza al pecado y se vuelve a dirigir la vida a Dios.

    La persona debe estar arrepentida verdaderamente para rezar el acto de contrición. El arrepentimiento consta de tres elementos. El primero es el dolor que causa el hecho de saberse que le hemos fallado a Dios y de haber ofendido a Dios.

    En segundo lugar, está la rechaza al pecado, el sincero sentimiento de no dejar atrás el pecado. El tercer elemento es el propósito de cambio, la firme determinación no volver a pecar, para no ofender a Dios.

    De no estar arrepentido con sinceridad, debe pedir al Espíritu Santo el don del arrepentimiento. Esto se realiza mediante muchas oraciones de la Coronilla de la Divina Misericordia.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ¿Qué te pareció este artículo?

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Leer Más