Saltar al contenido

¿Qué es la oración de contemplación? ¿En qué consiste?

29 agosto 2020
¿Qué es la oración de contemplación? ¿En qué consiste?

Conozcamos ¿Qué es la oración de Contemplación? ¿En qué consiste? Contemplación puede entenderse como la acción de observar, mirar, ver, apreciar. Y en el aspecto religioso, además es la acción de meditar, la actitud de recogimiento y de santidad.

Podríamos interpretar en el ejercicio de la oración a la Contemplación, como la manera de dialogar con dios renunciando a nosotros mismos en primer lugar. Para así prestar total atención al Señor. Esta oración forma parte de una extraordinaria práctica de oración a Dios que debemos conocer. Porque es una manera más libre y sencilla nos conecta con el Señor.

Con mirada de fe se dice la Contemplación. Nos ayuda a ver a Dios, con la luz de su verdad, ver su compasión y su misericordia. La oración contemplativa se puede describir como la obediencia de la fe y nos permite verlo a Él. Porque Él, nos ve a nosotros y esa mirada nos colma de pureza en espíritu y corazón.

Interactuar con Cristo con la oración de contemplación

Vale mencionar que la oración Contemplativa es una de las tres grandes clases de oración cristiana. Tres maneras de orar se aplican en la práctica de la comunicación con el Señor Todopoderoso. La Oración Vocal es aquella que recitamos de palabra y en la cual involucramos a nuestro cuerpo con el espíritu.

La Meditación, que es una búsqueda orante en la que participa nuestro pensamiento, la visualización, la emoción y el deseo. Y por último la Oración Contemplativa, en la que nos entregamos por completo para entrar como protagonistas en los escenarios de los misterios de Dios. Es un medio lleno de privilegios que lleva al creyente a un conocimiento mucho más íntimo del amor a Jesucristo.

Beneficios de la oración contemplativa

La Contemplación en la oración, consiste en hacerse presente en los episodios del evangelio, en la pasión y muerte de Jesucristo. También en su experiencia de vida, sus enseñanzas, alegrías y sufrimientos, sus milagros, la resurrección. Es decir, en todos los hechos de la vida del Señor.

Como hacerlo requiere de preservación en el amor para vencer las tentaciones y distracciones. Pide al Señor que te ayude en ese combate contra ti mismo y contra las fuerzas del mal, ya que el combate es espiritual.

La recreación de los escenarios de la vida del Señor son el fondo de nuestro dialogo con Él. Para ello debemos poner en acción nuestro pensamiento. También nuestra visualización, nuestros sentimientos y facultades humanas, la voluntad, el entendimiento, la imaginación.

Involucra todo tu ser y recuerda el amor a Dios, su paciencia, su humildad en los momentos de su pasión y muerte. También el rechazo, el perdón, la confesión de sus propios pecados. Además el servicio como lo enseñó con el lavatorio de los pies en la última cena, las alegrías, la confianza, los milagros y la resurrección.

Verás lleno de fe como tu corazón se recoge, como sientes todo aquello que has decidido considerar como una realidad de la cual eres parte. Revivirás en tu corazón una realidad tan fuerte que podrás confrontar esa experiencia con la realidad de tu propia vida. Permitiéndote hacer una revisión profunda, a fondo, de tu ser y a interactuar con Cristo.

La imaginación y los sentidos desempeñaran un papel importante, al transportarnos a la realidad de los hechos en los que estarás sumergido a través de la oración contemplativa.

Qué esperar de orar

El propósito de saber ¿Qué es la oración de Contemplación? ¿En qué consiste? Es salir extremadamente enriquecidos de la experiencia de Jesucristo. Nos hace participes de su misterio y nos invita a la entrega, a seguirlo e imitarlo. ¿Qué mayor bendición podemos obtener?

Necesitamos ver con fe, mucha voluntad cristiana, tranquilidad y tiempo.  Esta práctica es del alcance de todos, no requiere de capacidades especiales para llevarla a cabo. Solo de  apropiarnos del tiempo de vida Jesucristo y vivir a su lado lo que escojamos vivir. Hermosa cercanía tendrás con el hijo de Dios.

Lo más fascinante será  la revelación que recibirás, en tu corazón está la búsqueda de tus inquietudes y el encuentro con las respuestas que Dios Padre te concederá. Fe y bendiciones te serán dadas infinitamente.