Saltar al contenido

¿Qué es oración de ofrecimiento? ¿Cómo hacerla? ¿Funciona?

30 agosto 2020
¿Qué es oración de ofrecimiento? ¿Cómo hacerla? ¿Funciona?

La vida, a menudo nos presenta situaciones difíciles de controlar por nosotros mismo, momentos que ante nuestros ojos son incomprensibles, de allí que sea necesario conocer qué es la oración de ofrecimiento.

Debemos poner en las manos de Dios nuestro espíritu, para que él haga su obra y nos ayude a entender las duras ocasiones de nuestro camino.

Existen muchos ofrecimientos que rodean nuestro caminar, por lo que determinar los momentos donde es necesario estar en las manos de nuestro padre celestial, es uno de los dones que nos da el Espíritu Santo. Para sentirnos seguros en esta vida, tenemos que saber ofrecer nuestras manos, pies, ojos, lengua, mente y espíritu a Dios.

Solo así, podremos estar llenos de su amor y bondad, para enfrentar las situaciones difíciles que nos angustias y nos causan dolor, tanto a nosotros como a nuestras familias o parientes cercanos.

¿Qué es la oración de ofrecimiento?

Claramente, Dios en su palabra nos muestra el poder que se puede obtener cuando nos presentamos y nos humillamos ante su autoridad. Lo muestra Abraham con su sacrificio, en el monte de Moriah, cuando fue ordenado por Dios a sacrificar a Su hijo.

Luego de esta prueba exigida por Dios, Abraham fue bendecido y multiplicado para toda su vida, esto dejo en evidencia que cuando ofrecemos lo que él nos pide, su misericordia estará, para siempre contestar lo que anhela nuestro corazón.

En consecuencia, saber que en las manos de nuestro creador, están todas las cosas, es tener la paz y la tranquilidad que tanto necesita nuestro interior.

Otro hombre que mostró la bendición mediante ofrecimientos a Dios, fue el Rey salomón, quien realizaba oraciones de ofrecimiento a Jehová, para que este le concediera la paz y la armonía divina que tanto necesitaba.

Estos 2 reyes son un modelo que podríamos tomar en cuenta para conocer el potencial que tiene estar bajo la presencia del todopoderoso.

Saber que su protección nos hace caminar seguros ante toda adversidad, se hace elemental para estar sobre este mundo lleno de angustias y maldad.

Cómo hacerla una oración de ofrecimiento

La mayoría de las personas esperan realizar este modelo de oración, solo cuando necesitan que de los cielos sean ayudados a superar las aflicciones permanentes y características del mundo donde nos encontramos.

Por lo que mi llamada, es a que no busquemos de la presencia de Dios, únicamente cuando estamos en estos momentos.

De allí, que lo primero que podemos hacer para iniciar estas oraciones, seria permanecer en nuestro cuarto  solos, en comunión  íntima con él, para luego comenzar a clamar en silenciar, con sinceridad y fervor.

Dejando que poco a poco el Espíritu Santo nos llene de sus energías divinas y establezcamos un vínculo con el creador.

Solo allí podremos ofrecer nuestro corazón y que el hago de nosotros, hombres nuevos y llenos de su poder sagrado.  Es entonces cuando vamos a sentir la necesidad de entregar todo en sus manos, dejando que él guíe el camino por donde debemos ir, alumbrando como un alfarero nuestros pasos.

Todo debemos ofrecérselo a él, nuestros hijos, esposas, trabajo, negocios, vida, además tenemos que poseer la capacidad de entregarle también nuestros dolores, aflicciones, angustias y demás males que no nos dejas avanzar y ser felices, ya que es la única manera de liberar un poco las cargas que nos causan amarguras.

¿Funciona?

Es evidente que cuando conversamos con nuestro creador, existe una participación maligna que nos quiere distraer de las bendiciones eternales de Dios.

Estas fuerzas trabajan constantemente para confundir nuestra mente y ganarnos la batalla en el campo más vulnerable que tenemos. Nuestro sus consciente es para el demonio el ambiente perfecto para el proliferar.

Por lo que tienes que aprender a ganar el combate constante donde te encuentras cuando quieres estar en comunión con Dios. Solo venciendo allí, podrás pasar a la siguiente etapa.

Esta fase siguiente, para poder superarla, deberás cultivar la fe, ya que este elemento es muy importante para creer en tus oraciones.

De allí, que si quieres saber si Jehová contesta tus oraciones, deberás tener fe y creer que estas en sus manos, porque es en ese lugar donde te sentirás en verdadera armonía con él y podrás sentir que todos tus esfuerzos en las oraciones están siendo escuchados.