Saltar al contenido

C贸mo orar a Dios con mucha fe por los hijos enfermos

10 julio 2020
C贸mo orar a Dios con mucha fe por los hijos enfermos

Pedir a Dios ante las enfermedades debe ser una confesi贸n de coraz贸n. Cuando se trata de un hijo enfermo, queremos estar m谩s cerca del creador y de su bondad. Por eso, debemos saber c贸mo orar a Dios con mucha fe por los hijos enfermos.

Los hijos enfermos demandan todo nuestro afecto y nuestro cuidado. Su pureza y candidez los hace fr谩giles. No obstante, ellos no tienen la posibilidad de pedir por s铆 mismos, por lo que es nuestra tarea orar con fe para pedir su sanaci贸n.

En efecto, orar con devoci贸n es acercarnos al Padre para que cuide de los indefensos que se encuentran abatidos por los malestares de salud. En estas oraciones, debemos ser sinceros con Dios. Sin duda, el pondr谩 en ti las palabras precisas para que le hables.

C贸mo orar a Dios con mucha fe por los hijos enfermos

Lo primero es transmitirle a Dios todo lo que sentimos y el estado en que se encuentra nuestro esp铆ritu. 脡l sabe que un hijo enfermo nos agobia y nos perturba, por eso te escucha. Saber orar es tener fe en lo que pides y es saber que ser谩 cumplido.

Dios grande, poderoso y misericordioso,

ante ti mis alabanzas y mi profundo

agradecimiento por los d铆as que

me permites transitar el camino de la vida.

 

Venero tu nombre

y me arrepiento si alguna vez lo ofend铆,

perdona mis pecados y

libera m铆 alma de culpas.

 

Pido que tu luz me ilumine

en este d铆a de angustia,

te ruego por mi hijo enfermo

por su sanaci贸n y su larga vida.

 

En este d铆a, que la ansiedad

me come el alma,

te pido ayuda para sanar a mi hijo,

te ofrendo su vida

para que te adore por siempre.

 

Sobre todo, que sus ojos no se cierren

y su alma no se apague tan pronto,

dale larga vida

para que te brinde su fe.

 

Oh Padre de los cielos,

Rey del Universo

apelo a tu piedad

聽por mi hijo en cama.

 

Con todo, acudo ante ti,

humilde y abnegada,

por su salud, su alma y su vida,

toma la m铆a y c煤ralo,

te lo pido Se帽or.

 

Asimismo, ante el Esp铆ritu Santo

elevo esta oraci贸n de sanaci贸n,

por mi hijo y todos los hijos del mundo

que hoy padecen una enfermedad.

 

Ahora, santif铆calo con el milagro de

聽tener su cuerpo libre de sufrimientos.

 

Adem谩s, aparta los

tormentos de su alma,

te lo pido mi Dios.

 

Todopoderoso s谩nalo,

Sant铆sima Virgen Mar铆a c煤ralo.

 

Esp铆ritu Santo ay煤dalo,

Jes煤s de Nazaret consu茅lalo.

Dios eterno y redentor

t贸malo en tus manos y s谩calo del dolor.

 

Sin duda, tu eres grande y poderoso,

tu sabes lo que hay en su coraz贸n,

t煤 conoces el dolor de un hijo,

ay煤dalo Se帽or.

La Sangre derramada

de Jes煤s en la cruz,

vi茅rtela sobre su cuerpo y devu茅lvele

el bienestar de sentirse sano,

ay煤dalo a levantarse.

 

Ante esta pesada carga que me agobi,

api谩date Dios excelso,

no me dejes caer,

lev谩ntame con tu poder.

 

Dale fuerza y alimenta su alma,

que la enfermedad

se aparte de su cuerpo

y ext铆nguela para siempre.

 

No obstante, dale calma,

dale paz,

cons谩grale la vida,

l铆bralo de la enfermedad.

 

Asimismo, pasa tu mano poderosa

por su cuerpo y

l铆mpialo Se帽or.

 

B谩帽alo con tu luz y

envu茅lvelo con tu manto.

 

Adem谩s, acomp谩帽alo en la soledad

y gu铆alo en este camino

que ha de cruzar.

 

Santo Padre de Jes煤s

que en la tierra padeci贸 y

sufri贸 por nuestra salvaci贸n,

tu que das y quitas la vida,

ayuda a mi hijo en su sanaci贸n.

 

En ti conf铆o, para ti mi fe,

Dios de las alturas,

conc茅deme este milagro,

devuelve a m铆 hijo la cura.

 

T煤 me escuchas, t煤 me sientes.

Tu sabes que mi dolor es verdadero

聽y que esta suplica es

por la vida de mi hijo enfermo.

 

Finalmente, conc茅deme la dicha de

verlo entre nosotros

sano, fuerte y fiel

聽creyente de ti Se帽or.

 

隆Am茅n!

驴C贸mo pedir en oraci贸n por los enfermos?

Debemos anhelar lo que pedimos, sentirlo en el coraz贸n y con fuerza solicitarlo, con las palabras adecuadas y con la devoci贸n intacta. Solo as铆 seremos atendidos en nuestra s煤plica.

En efecto, orar por un hijo enfermo es estar seguro de que Dios, la Virgen, Jes煤s y el Esp铆ritu Santo nos escuchan. Recemos con el arrepentimiento de nuestros pecados y seguros de nuestra fe.

Entreguemos a Dios nuestra alma, ofrezcamos nuestra vida, as铆 como 脡l entreg贸 a su hijo para salvarnos.