Descubre las parábolas de Jesús el hijo de Dios y su significado

descubre las parabolas de jesus

En este artículo serás quien descubre las parábolas de Jesús el hijo de Dios y su significado. Las parábolas de Jesús son parte importante de los evangelios, ya que en ellos nos demuestran cual era la forma de pensar de Jesús, nos dejan una parte de sus enseñanzas y tienen la peculiaridad de que todos estos cuentos o historias, son mediantes parábolas que necesitan de la compresión o de la interpretación que cada uno de nosotros le demos.

Estas parábolas son perfectas para los niños, ya que por medio de cuentos o historias cortas les hace entender cómo hay que comportarse. Como hay que actuar ante cualquier circunstancia, cuales son los buenos caminos y cuáles son los malos caminos que podemos tomar, entre varias formas de aprendizaje divertidas para todos.

Índice

    Descubre las parábolas de Jesús el hijo de Dios y su significado

    Una de las parábolas más conocidas a través de los años de Jesucristo ha sido en la que él estaba en una playa rodeado de muchas personas que estaban en su compañía, y Jesús compartía tiempo con ellos contándole historias en parábolas para que las personas le dieran de su propia interpretación, esta parábola nos demostrará que no todas las personas son tocadas por las palabras de Dios y que solo algunos de verdad irán a sus casas con un aprendizaje y otros simplemente se irán como estaban antes.

    Jesús nos habla de que alguna vez existía un sembrador que iba por su camino regando semillas en todos los lugares que él se le ocurriera a ver qué pasaba. Sus primeras semillas fueron dejadas en el camino por donde estaba pasando y rápidamente estas semillas fueron consumidas por los pájaros. Que se sintieron atraídos por la comida, estas semillas obviamente no dieron sus frutos.

    lugares aridos buscando descanso y no lo halla

    Historia de los terrenos pedregoso por parte de Jesús

    Por otro lado, este señor también dejo semillas por terreno pedregoso en donde con mucha rapidez empezaron a crecer y a crecer. Pero estas semillas tenían poca profundidad y estas casi no dieron casi raíces. Por lo que con el tiempo estas fueron creciendo y cuando el sol se puso intenso. Este a su vez seco a las plantas que habían podido sacar los primeros resultados del granjero.

    Luego este dejo caer semillas sobre terreno de cactus y estas semillas dieron sus frutos y estuvieron creciendo hasta que rápidamente se toparon con las espinas de los cactus. Que no dejaron se siguiera creciendo las plantas y murieron.

    Además este dejo caer unas semillas también sobre un terreno fértil y tranquilo, en donde estas semillas crecieron con rapidez. Siendo unas hermosas plantas frondosas con muchos frutos  y que el granjero les iba dando a diario agua y les tomaba la suficiente luz solar y tuvieron las raíces perfectas.

    El significado de esta parábola quiere decir que Jesús es el granjero. Que las semillas son todos sus siervos creyentes en él y en la palabra de Dios. Y lo que nos trata de decir a través de sus palabras es que él iba sembrando la palabra de Dios en todos nosotros sin importar si va a dar frutos sus esfuerzos o no. Ya que depende de cada uno de nosotros si seremos un terreno pedregoso donde las palabras con facilidad se irán al olvido. O si seremos el camino donde los pájaros se llevaron las semillas y no dieron frutos. O seremos el terreno fértil en donde cada una de sus palabras verán sus frutos rápidamente.

    ¿Para qué Jesús usaba estas parábolas?

    Jesús utilizaba estas parábolas muy a menudo. Ya que él casi siempre estaba rodeado de muchos campesinos, pescadores o de granjeros. De esta manera entendían a la perfección cada una de las cosas de las que él estaba hablando. Al ser personas que no eran muy letradas estas no tenían una muy buena capacidad de entendimientos. A través de estas parábolas todas estas personas entendían a la perfección cada una de sus palabras.

    Debido a su estilo de vida y a su forma de llevar las parábolas de Jesús a su estilo de vida ellos entendían a la perfección, por eso fue considerado el hijo de Dios. Estas parábolas deberían de ser interpretadas por todos nosotros según nuestra experiencia y nuestra forma de vida.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ¿Qué te pareció este artículo?

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Leer Más