Saltar al contenido

¿Cuáles son los peores momentos para orar?

5 abril 2020

Tal vez nos hagamos esta pregunta muchas veces, puede que sea una duda constante ¿De verdad debemos tener cuidado de no rezar en algún momento del día? La respuesta es un retundo NO. La oración está disponible para nosotros siempre, ya que Dios está disponible siempre para darnos consuelo o escucharnos. No hay peores ni mejores momentos para orar.

No te cohíbas nunca de orar, es más, esta debería ser una acción que realices todos los días y de ser posible varias veces al día. Aunque primeramente debemos explicar que cuando nos referimos a orar varias veces al día no es respecto a buscar escritos de la biblia o en internet para repetirlos.

Cierra los ojos y habla con Dios como si de alguna persona cercana se tratase, orar no es más que conversar, pero haciéndolo con el Todopoderoso.

Buscamos a Dios solo cuando estamos en dificultades

De alguna manera, podríamos tomar ese tema de los peores momentos para orar como una generalidad referente a en qué situaciones solemos hacerlo, resultando siempre ser en circunstancias difíciles, pero cuando estamos bien, no recordamos al Padre.

Es aquí cuando nuestro deber como cristianos nos compromete a dar consejos, puesto que si bien es cierto que nuestro Señor nunca nos dará la espalda, no podemos ser malagradecidos que solo recurren a él nada más cuando necesitamos pasar a través de un problema.

No te acostumbres a orar solo en tiempos de tormenta, pues aun en tiempos de felicidad, debemos acordarnos de dar gracias al cielo. Todo lo que tenemos ha sido concedido como un obsequio divino, e incluso las cosas malas son pruebas, con el fin de enseñarnos. Podríamos estar peor.

Tomarnos un momento a diario para nunca dejar de lado al Señor

Si eres una persona ocupada, es comprensible que pases por alto lo importante que es el rezar todos los días. Sin embargo, no debes tomarte esto a la ligera, y es que siempre tendremos un tiempo, por más corte que sea, del cual disponer para agradecer a Dios, no importa que solo sean 5 minutos, al Todopoderoso poco le importa el tiempo.

No es para nada difícil hacer esto. Evita esperar a que estés necesitando ayuda para acordarte de que puedes orar. Si necesitas recomendaciones para hallar los mejores momentos para hablar con el cielo, a continuación te podemos aportar algunas:

  • Al levantarte puedes quedarte un momento en la cama y pedir por tu familia, por tu trabajo y porque sea un día bendito. Además, no te olvides de agradecer.
  • Mientras disfrutas de tus 3 comidas estás en un ambiente de relajación, con el que puedes hablar con Dios en tu mente, meditando.
  • Cuando nos bañamos solemos pensar en muchas cosas, de hecho es una de las etapas del día que más dedicamos a nosotros ¿Por qué no dedicarle un espacio de ese tiempo a la glorificación divina?
  • Antes de dormir, ¿Quién no tiene un lapso de tiempo sin ocupaciones? ¿Por qué no lo aprovechas? Así tendrás la satisfacción de irte a dormir pensando en la bendición celestial que caerá sobre ti.

¿Ves lo fácil que resulta encontrar el tiempo para rezar u orar? No esperes más, comienza desde hoy mismo a seguir estos consejos.

Empezar el día de la mejor manera

Si quieres empezar a orar todas las mañanas, pero no sabes cómo, fácilmente puedes iniciar con esta oración para desear los buenos días a familiares y amigos. Despiértate y empieza leyendo ese texto con fe. Pronto verás que no necesitarás guía para poder orar, te saldrá desde el alma cada palabra y será una costumbre matutina el levantarte para hacer esto.