Saltar al contenido

¿Qué profeta fue llevado al cielo en un carro de fuego?

24 marzo 2020

La Biblia nos cuenta historias ocurridas tanto en el Antiguo, como en el Nuevo Testamento. Es todo lo realizado por profetas, apóstoles y personas comunes como tú y yo, pero que Dios usó de forma sorprendente. Por esa razón hoy en día conocemos las cosas sobrenaturales que ocurrieron con ellos y son tantas, que no sabríamos responder preguntas como: ¿Qué profeta fue llevado al cielo en un carro de fuego?

El profeta que tuvo el privilegio de subir al cielo de esta manera, fue Elías. Pero no solo fue en un carro de fuego, sino que también el carro estaba siendo tirado por caballos de fuego 2 Reyes 2:11. ¡Definitivamente sobrenatural! Elías fue un profeta usado por Dios. En ese mismo capítulo podemos ver que con su manto doblado, al golpearlo con las aguas, podía dividir las aguas de un río en dos, porque Dios siempre estaba con él.

¿Por qué Elías fue llevado al cielo en un carro de fuego?

No se sabe con certeza la razón por la cual el profeta Elías fue llevado al cielo de esta manera. En 2 Reyes 2 muestra que los demás profetas también sabían que Dios se llevaría a Elías, pero su ayudante Eliseo no quería apartarse de su lado y por eso Dios no se lo había llevado. Fueron varios los intentos, ya que Dios le pedía a Elías que fuera a un lugar y Eliseo no quería separarse de él. Hasta que hicieron un trato y fue entonces cuando apareció el carro de fuego.

Quienes confiamos en el increíble poder de Dios, entendemos que a Él no le agrada saber que adoramos a otras cosas u otras personas. Por tal motivo, se dice que esta pudo ser la razón principal para que Elías fuera llevado al cielo de una forma impresionante. Dios conocía la cantidad de personas que sabían de sus milagros y grandes hazañas. Evidentemente Elías tampoco estaría de acuerdo con que la gente quitara la mirada de Dios, para adorar los restos de su cuerpo.

Buscaron y no tuvieron éxito

Aún en esos tiempos, muchas personas no creyeron que Elías había sido llevado al cielo. De hecho, ni los que vieron que el Espíritu de Dios lo había llevado, creyeron y por eso insistieron a Eliseo que les diera el permiso para buscar a Elías en alguna montaña o en el valle, donde ellos pensaban que pudiera haberlo dejado el Espíritu de Dios. Eliseo no quería que lo buscaran, ya que sabía que estaba en el cielo, pero en medio de la insistencia aceptó.

Luego de eso, por tres días, cincuenta hombres buscaron a Elías y no tuvieron éxito en la búsqueda. Si nos damos cuenta, parece un cuento de ciencia ficción y es que Dios es sobrenatural, nadie lo iguala a Él. Todo lo que hace es increíble, no hay explicación. Otra característica que vemos en este capítulo de la Biblia, es que Eliseo insistió permanecer al lado de Elías. No permitió que se fuera y cuando Elías le pidió que le dijera lo que quería, Eliseo le pidió la doble porción de su unción.

¿Eliseo valoraba a Elías o solo le interesaba la unción?

Obviamente Eliseo lo valoró, no se mantuvo a su lado por el interés de recibir la doble porción de unción. Solo que Elías le dio la oportunidad y él no la desaprovechó. Muchas personas pensamos que cuando alguien nos pregunta qué queremos, la respuesta debe ser “Nada”, por humildad. Eso no es correcto, es importante que abramos la boca y seamos sinceros con el anhelo que el mismo Dios ha sembrado en nosotros.

Sin notarlo, estamos cayendo en falsa humildad e incluso podríamos estar siendo piedra de tropiezo en el propósito de Dios. Cuando abrimos la boca y pedimos lo que queremos, lo recibiremos.

En el caso de Eliseo, él recibió la doble unción pero también ese trato hizo que el carro y los caballos de fuego, buscaran a Elías para llevarlo al cielo. Se dice que este fue un arrebato y según especulan, dicen que el carro de fuego llevó a Elías a prepararse para los últimos tiempos. Aunque también pudiera ser que Dios no quería verlo sufrir al morir, debido a su fidelidad.