Saltar al contenido

¿Por qué el sacrificio más grande fue la muerte de Jesús?

20 abril 2020

Al mundo vino nuestro Salvador para dar su vida por nosotros, vino a liberarnos de las ataduras más grandes, las cuales son los pecados. Dios entregó a su único hijo, una muestra de amor incomparable, sin lugar a discusión fue el sacrificio más grande que ha tenido el mundo.

Todo cristiano conoce la historia de Cristo, sabe por lo que pasó y reconoce el valor de su visita a la Tierra, pero más allá de todo, hay que entender por qué se sacrificó. Sabiendo el motivo por el cual se entregó a la muerte por nosotros, entenderemos la importancia que tuvo su venida. También conocerás la importancia que tiene su crucifixión en nuestra vida diaria, nuestras creencias y algunos otros aspectos de nuestra vida.

El sacrificio más grande, Cristo dio su vida para salvar la nuestra

En Marcos 10.45, nos encontramos con un tema muy interesante, en el que se nos afirma el objetivo del Mesías aquí en la Tierra. La idea de Jesús era servir, a pesar de ser el hijo de Dios, Rey de Reyes, no esperaba que se le tratase como tal. Para él, lo más importante era entregarnos mensajes muy importantes y conseguir guiarnos a nuestra salvación. No importó el camino, no importó nada más, incluso se ofreció a los que le querían muerto, porque sabía que con eso, vendría nuestra expiación.

Ahora bien, como ya debemos imaginar, su muerte fue el sacrificio más grande porque era el hijo del Todopoderoso, el enviado como regalo a la humanidad. Sin embargo, este no es el único motivo, ya que con su crucifixión, Cristo nos dio muchas más cosas que solo una gran historia que demuestra el amor de Dios para con nosotros. Entre ellas podríamos destacar:

  • Entendemos el sacrificio como la entrega de algo importante, con el fin de conseguir algo de orden superior. En el pasado, se hacían sacrificios como modo de agradecimiento a dioses y deidades, ahora se entiende este término de manera más general. En este caso, el sacrificio de Jesús, fue dar su vida por la nuestra, se entregó como un cordero al ser dado como ofrenda de sangre, es por esto que se le conoce como el cordero de Dios.
  • Su crucifixión resulta también importante por un simple motivo. Es difícil imaginar que sin la muerte de Jesús, existiera el cristianismo como se conoce hoy. Nuestras creencias recorren el mundo cambiando vidas. Hay quienes se entregan al Señor, inspirados por como Jesús se entregó a la cruz, para llevar el mensaje celestial a todos los rincones de la tierra
  • Tal vez este es uno de los motivos más grandes para resaltar el sacrificio del Mesías, y es que gracias a él, fuimos redimidos. Por este acto, es que le llamamos el salvador. Eliminó todo pecado de nuestro ser y nos salvó del fuego eterno.

Conozcamos la historia de Jesucristo y entendamos su entrega

Si leemos el evangelio e investigamos acerca de todo lo concerniente al Salvador, nuestra mente se abrirá al entendimiento del por qué murió por nosotros. Conozcamos la vida de Jesús, desde su nacimiento hasta su muerte. Consecuentemente, te darás cuenta de por qué su muerte fue el sacrificio más grande. Es impresionante lo que podemos imaginar con cierto escenario en el que Jesús no hubiera muerto. No obstante, murió por nuestras propias manos y pese a ello, obtuvimos una gran recompensa.

Gracias a su sacrificio, también entendimos que no importa de dónde vengamos, no importa quienes somos, estamos aquí para amar y cumplir la voluntad del Santo Padre. Debemos dar sin intenciones de recibir nada a cambio, el mismísimo enviado de Dios lo hizo ¿Acaso estamos por encima de él? Todo lo contrario y deberíamos tratar de imitarlo.