Saltar al contenido

¿Qué es y cómo hacer una oración por sanidad? ¡Paso a paso!

12 septiembre 2020
¿Qué es y cómo hacer una oración por sanidad? ¡Paso a paso!

Una oración es el conjunto de palabras que dedicamos a una divinidad en particular. Con el fin de manifestar devoción, agradecimiento, pedir perdón o hacer alguna petición en particular. Se puede pedir por la salud, el amor, la prosperidad, la resolución de algún problema o solventar una necesidad. Pero sabemos ¿Qué es y cómo hacer una oración por sanidad? ¡Paso a paso!

La Biblia nos enseña a pedir sanación y a orar por los enfermos. Nos relata infinitos milagros de liberación de enfermedades que Jesús con la misericordia de Dios realizó aquí en la tierra. Por ello debemos confiar plenamente en Dios y en su poder para sanar.

Oración por sanidad propia o de algún enfermo

Para elevar nuestras peticiones a Dios en solicitud de sanación, debemos en primer lugar aceptar a Dios en nuestros corazones. Confiar plenamente en Él, enfocarnos en la enfermedad y orar constantemente. ¿Qué es y cómo hacer una oración por sanidad? ¡Paso a paso!

Dios Sanador de Enfermedades

Oh Mi Padre Eterno y Celestial,

dios Padre del Universo

y también del mundo entero.

 

Con tus manos poderosas

construiste esta bella tierra

y además nos hiciste

justo a tu imagen y semejanza.

 

Bendito eres Señor,

porque enviaste a tu único hijo

a salvar nuestros pecados

y a morir en la cruz por nosotros.

 

Jesucristo trajo tu mensaje

de amor y paz y nos mostró

el poder de tu misericordia.

 

Santo es mi Señor Jesús,

que sin distinción alguna sirvió

al prójimo en entrega total,

y además los hizo sanos.

 

Eliminando toda enfermedad

que les aquejaba.

Hoy pido ante ti mi Dios de Amor,

para que por favor permitas

que la sanidad toque mi cuerpo.

 

Para que así toda enfermedad

desaparezca de mi existir y

que la salud y la vitalidad se instalen

para no apartarse jamás.

 

Asimismo libera mi cuerpo

y mi mente de toda enfermedad,

que mis órganos vitales

funcionen correctamente.

 

Además que ningún elemento

externo interrumpa el trabajo

de mantenerme sano y activo.

 

Permite oh mi Señor, que todo

virus, epidemia, pandemia, bacteria,

accidente o dolencia se mantenga

lejos de mi vida y para que ningún

mal del cuerpo me toque.

 

Por favor bendice mi vida

como hasta ahora lo haz hecho.

 

Por eso agradecido estoy

Dios Mio, por tanta bondad,

tanta compasión y tanta piedad

que me haz demostrado aún

en momentos de extrema dificultad.

 

Dame sanidad, salud, vida

y también esperanza, no solo

a mí, sino a toda aquella criatura

de Dios que lo necesite.

 

Amén.

También puedes guiarte de la siguiente oración:

Sanidad para el mundo

Dios Mío, padre amado y adorado,

Señor Dios Padre Nuestro,

bendito sea tu Santo Nombre y en

tu gloria imploro mi oración.

 

Glorifico tu poder milagroso

de sanación y purificación.

 

Porque eres el amo de este

mundo que todo lo sabe y

todo lo ve, poderoso Ser

Omnipotente que quita y pone

lo que a tu voluntad sea.

 

Permite que tu mano milagrosa

llene de sanidad al mundo,

a los enfermos que reposan

en hospitales y asilos.

 

También a los niños que

en la calle padecen dolencias,

y a mis seres queridos

que males les agobian.

 

Oh Padre Santo, protege mi vida,

mi cuerpo y mi corazón, hazme

sano y libre de enfermedades.

 

Igualmente fuerte e inmune

a ataques y males que vengan por

generaciones o por maldiciones.

 

Dame sanidad, paz, amor

y tranquilidad para seguir tu camino,

obedecerte a ti como es tu mandato

y como quiero hacerlo Señor.

 

No permitas que mi cuerpo

sufra dolora causa de

enfermedades, ni que me vea

impedido en una cama

bajo tratamiento médico constante.

 

Tampoco que mis familiares

sufran al verme desvalido

 y derrumbado sin fuerzas.

Líbrame de toda enfermedad Padre,

Protégeme y ampárame Señor.

 

Amén.

Milagros de sanidad por Jesús

La Biblia cuenta milagros de sanación. Jesús sanó a leprosos, ciegos, paralíticos y todo tipo de enfermedades. Como lo dice Mateo 15:29-31: “Las multitudes colocaron a los pies de Jesús todo tipo de enfermos, sordos, mudos, cojos, ciegos, y muchos más” de tal manera que Jesús los hizo escuchar. Hablar, caminar, ver y en nombre de Dios los sanó.

Paso a paso eleva tus plegarias, cree y confía en Dios, deja a tu corazón sentir cada palabra con sinceridad. Agradece las bendiciones, demuestra alabanza y adoración, pide con fe y dedica constante y profunda oración a Dios.