Saltar al contenido

Historia, biografía y milagros de San Francisco de Asís – Muy interesante

1 junio 2020
Historia, biografía y milagros de San Francisco de Asís – Muy interesante

Antes de comenzar a relatar su historia, biografía y milagros de San Francisco de Asís – Muy interesante, deseo regalarte una cita a una de sus oraciones. En la cual pedía al Señor, que le hiciera  instrumento de su paz, pidiéndole que donde hay odio, el pusiera el amor, también que colocaría perdón donde hubiera odio, agregaría luz donde hay tinieblas y alegrías en la tristeza.

Esto lo hago para que veas el mensaje de transformación verdadera, tal como lo fue su vida. Nació en el año de 1181, en una familia con bastante dinero, su padre fue comerciante y esto le permitió buena vida e incluso se dio muchos lujos y derrochó dinero. Su historia cambió cuando marcho a la guerra, y escucho una voz que le pidió retornar. Cuando lo hizo, fue transformado.

¿Cómo fue ese cambio?

Prácticamente renuncio a la vida adinerada que traía. Según sus mismas palabras se casó con la pobreza, luego de que fuera interpelado sobre sus solitarias meditaciones. De tal manera que, cambió radicalmente su estilo de vida, ya no participaba en reuniones y meditaba u oraba de manera constante. Su forma de vestir cambió pues usaba harapos como vestimenta.

Se dedicó a predicar el evangelio, y a la transformación al cristianismo, principalmente hacia los musulmanes. Es importante destacar, que gracias a sus predicas se le unieron once personas, hombre que formarían parte de sus discípulos, con los cuales atendía a las personas enfermas.

Además, también vivían como lo hacía el, la forma de obtener sus recursos para sus necesidades básicas, era el trabajo en granjas y pedir limosnas. Con esto también cuidaban a los leprosos, a quienes en sus tiempos de opulencia se negó a mirar, pues le impactaban. Sí, sé que el título de este artículo es historia, biografía y milagros de San Francisco de Asís – muy interesante, por ello de seguidas paso a comentarte con un poco más de detalle sobre sus maravillas.

¿Cuáles fueron sus milagros?

Como antes te comenté, transformo a once personas para seguir su camino. Adicionalmente, se conoce como el restaurador de las iglesias. En la época de su vida, hubo conflictos armados, de allí el deterioro de varios templos. Como también escucho una voz que le pidió arreglarlos en las iglesias, este no dudo en comenzar a hacerlo.

Incluso, esa fue la causa por la que se le permitió abrir su orden, nunca recibió respuesta escrita. Pero si, efectivamente, en un sueño del Papa que le autorizó, le vio sostener una iglesia con la fuerza de sus brazos, lo que fue interpretado, como el apoyo que para la época necesitaba la iglesia. Incluso rescato más de una infraestructura con ayuda de fieles y creyentes.

Otro de los milagros, le ocurrió cuando hacia un ayuno por 40 días, en el que recibió las señales de los estigmas de Jesucristo. Los cuales ocultó hasta el día de su muerte el 03 de octubre de 1226, a la edad de 44 años. En efecto, sufrió mucho por sus heridas, lo hizo con la devoción más grande, sintiéndose indigno de ser escogido por Dios para ello. Su salud siempre fue muy débil, pero reconoció cuando estaba al final de sus días, retirándose en soledad para morir en oración.

San Francisco de Asís tuvo una leyenda -en lo particular -muy interesante

A parte de la instauración e inicio de la orden franciscana, cuentan que al momento de su muerte, su cuerpo era muy suave, como el de un joven, que sus extremidades siempre se mantuvieron blandas. Del mismo modo, se comenta como los escépticos se acercaban a verlo y a contemplar sus estigmas. Muchos acudieron a ser testigos de lo que se decía de él, contemplando la herida de la lanza y los clavos en sus manos y pies.

Del mismo modo esta historia, biografía y milagros de San Francisco de Asís – muy interesante, la doy por terminada contándote que, los clavos los contemplaron los fieles. Y no solo eso, quienes los tocaban y examinaban, quedaban convencidos de que eran los estigmas de Jesucristo. Tanto es así, que un letrado para aquel entonces, dio testimonio de que, lo que veían sus ojos era totalmente cierto. Siendo el primero en abrogar por los milagros que pudo constatar personalmente.