La increíble historia de San Cipriano - Santo y Mártir

historia de san cipriano

En esta oportunidad estaremos aprendiendo juntos la historia de San Cipriano, quien pasó de ser un gran obispo y un mártir. No se sabe a ciencia cierta la fecha de su nacimiento ni tampoco se conoce sobre sus primeros años de vida. En el momento de su conversión al cristianismo, es muy probable que haya pasado la edad media.

https://www.youtube.com/watch?v=grJkjEjSab0

Tenía fama de ser un buen abogado y orador, se sabe que poseía mucho dinero, y sin duda alguna, tenía una gran posición en la ciudad en donde vivía. Aprendemos de su diácono, San Poncio, cuya vida de santo se conserva, quien era digno sin crueldad, y alegre pero no lo demostraba.

En los escritos se puede notar su don de ser elocuente. No era un teólogo, ni un filósofo, ni un pensador, sino más bien un eminente, una persona del mundo y excelente administrador, de carácter fuerte y de vastas energías. Así que continua leyendo para que aprendas un poco más acerca de la historia de San Cipriano que te enseñaré a continuación.

Índice()
  1. La historia de San Cipriano
  2. Las reliquias y su veneración

La historia de San Cipriano

En la historia de San Cipriano, podemos leer que nació en una familia pagana de alto rango en el África romana probablemente durante 200 o 210, Cipriano se convirtió al cristianismo alrededor de 246.

Fue obispo de Cartago no más de 3 años después. A los pocos meses de convertirse en obispo, el gobierno imperial romano inauguró su primera persecución de la Iglesia en todo el imperio.  Cipriano se retiró a un lugar desconocido en el país y dirigió los asuntos de la Iglesia por carta y mensajero.

Durante su exilio y en los años siguientes a su regreso en el año 251, Cipriano se enfrentó a un grave problema pastoral. Bajo tortura y amenaza de muerte, muchos cristianos habían realizado los sacrificios paganos requeridos o hasta ahora habían cumplido con el gobierno en cuanto a la adquisición de papeles que certificaban que los habían realizado. Sin embargo, estos cristianos "caducados" querían que los readmitieran a la comunión en la Iglesia.

Rompiendo con el rigorismo tradicional de la Iglesia, Cipriano mantuvo la posición de que los cristianos podían volver después de una clara evidencia de penitencia.

Sin embargo, se diferenciaba de forma crucial de los elementos disidentes de Cartago y Roma en su insistencia de que sólo el obispo debidamente nombrado tenía autoridad para juzgar el asunto. Para llegar a la solución de este problema, Cipriano desarrolló su teoría constitucional de la Iglesia.

alcanza la benevolencia de jehova

Creía que el "episcopado" era un único cargo de gobierno, divinamente designado, compartido por muchos obispos, cada uno de los cuales poseía la plena autoridad del cargo en su propio lugar.

Los primeros obispos fueron los Apóstoles de Cristo. Esta autoridad plenaria continuó en dichos obispos elegidos y consagrados. Actuar aparte del obispo era colocarse fuera de la Iglesia y perder la esperanza de salvación. Cipriano expresó estos conceptos en el tratado de Unidad Eclesiástica.

Los últimos 3 años de la vida de Cipriano estuvieron marcados por la controversia con Esteban, el obispo de Roma. Los desacuerdos entre los cristianos sobre el problema de la caducidad habían dado lugar a la aparición de sectas disidentes en Roma y Cartago.

Planteó entonces la cuestión de si las personas bautizadas en una secta debían "rebautizarlos" cuando decidieron entrar en la Iglesia Católica.

Las reliquias y su veneración

Las reliquias de San Cipriano descansan en la capilla del relicario de la Basílica. El boceto del santo forma parte de la colección del Museo de Arte de Snite. Luigi Gregori era el dueño del estudio y pintó los murales de la Basílica. Aunque Cipriano no fue incluido en el grupo final de santos que están representados allí.

La Iglesia Católica Romana celebra su fiesta junto con la de su buen amigo el Papa San Cornelio el 16 de septiembre. Los anglicanos celebran su fiesta normalmente el 13 de septiembre (por ejemplo, la Iglesia Anglicana de Australia).

El 15 de septiembre (la actual Iglesia de Inglaterra, aunque la Iglesia de Inglaterra antes de la Reforma. En el uso de Sarum, la observó el día de su muerte, el 14 de septiembre). La Iglesia Ortodoxa Oriental lo conmemora el 31 de agosto San Cipriano, protegiste la unidad de la Iglesia primitiva en África y fuiste asesinado por tu fidelidad, ¡reza por nosotros!

Subir