Saltar al contenido

¿Qué es una oración de juicio? ¿Cómo hacerla correctamente?

29 agosto 2020
¿Qué es una oración de juicio? ¿Cómo hacerla correctamente?

Teniendo en cuenta que el mundo está perdido en la maldad y la avaricia de la humanidad; cada vez la creación de Dios se aleja del propósito para el cual fue destinada. Asimismo, por causa de tales maldades, provocamos la ira de Dios el cual nos llama a santidad, trayendo juicio a la tierra y a sus moradores; por esta razón, te mostraremos ¿Qué es una oración de juicio? y ¿Cómo hacerla correctamente?

Ya que, la biblia nos declara de lo importante que es la oración de juicio por misericordia de un pueblo o nación; encontramos a grandes personajes en la misma que levantaron un clamor en desesperación por los juicios del Señor, obteniendo así respuesta y consolación a la plegaria de ese momento por medio de la fe. Porque Dios escucha la oración del justo y un pueblo que se humille y busque la justicia, el Señor no lo desechará.

¿Qué es una oración de juicio?

En primer lugar los juicios de Dios son ineludibles nadie puede escaparse o esconderse de ellos; Por lo tanto, el mundo recibirá las consecuencias de sus actos. Debido a que fuimos destituidos de la gloria de Dios desde el momento que entró el pecado a la humanidad; cada vez ha crecido en veloz aumento la maldad en el corazón del hombre. Desechando así la corrección del Padre en todo momento y apartándose de sus caminos de justicia. Asimismo, el bien y la misericordia no se encuentran entre la humanidad creada por el Padre, pues cada quien ha seguido sus deseos pecaminosos.

Ahora, podemos notar la falta de amor y bondad entre las personas, rechazando así, de los primeros atributos de Dios, el amor y la misericordia. Por esta razón, Dios traerá juicio a la tierra, y cada uno será juzgado según sus obras; Ciertamente, la biblia nos enseña por medio de sus escrituras, las historias de hombres como Moisés, que elevaron su oración al Dios del Cielo, pidiendo misericordia por un pueblo que alejó su corazón de los estatutos decretados por el Señor,  y encontramos que la ira de Dios se encendió sobre los hijos de desobediencia trayendo pena y dolor; pero debido a una oración en total humillación al Padre, encontraron el perdón.

También, nos encontramos con el poder de la oración de juicio, que trae liberación y misericordia, al pueblo o nación que se vuelva a Dios en un arrepentimiento genuino. Debido a la misericordia de Dios para con sus hijos, él dará la oportunidad de rectificar el camino y buscar su justicia, que es verdadera y fiel; por ello, la oración desde el corazón llamará la atención a que el Padre incline su oído, perdone los pecados y sane la tierra. 2 Crónicas 7:14. Porque es la oración en completa humildad la que conmoverá el corazón del Padre por amor a sus hijos.

¿Cómo hacerla correctamente?

A continuación te mostraremos la manera de como hacer una oración de juicio correctamente según las escrituras.

Números 14; 8: Proclamaremos la bondad del Señor en el momento de sus juicios.

Números 14; 19: Pediremos perdón por los pecados del mundo.

Deuteronomio 7; 9: Agradeceremos porque Dios es fiel y guardará el pacto con los que le aman y siguen sus estatutos.

Esdras 3; 11: Alabaremos a Jehová, dándole gracias porque él es bueno y para siempre sus misericordias.

Salmos 4; 1: Con gran sinceridad clamaremos a él, pidiéndole que ensanche el camino de sus hijos.

Daniel 9; 18: Invocaremos el nombre de Dios sobre las naciones, rogando por su justicia y misericordia.

Óseas 4; 1: Proclamaremos el conocimiento de Dios en la tierra.

Joel 2; 13: Arrepentidos completamente y en completa humildad al Señor, haremos nuestra súplica por sus juicios.

El Dios de justicia

Como resultado de la ausencia de Dios en el corazón del hombre, ha entrado el pecado para traer muerte consigo. Por lo tanto, el mundo está en perpetua decadencia, se han perdido los valores y principios celestiales con los cuales fuimos creados.

Debido a esto la maldad ha aumentado, trayendo así juicios a la tierra; la cual será juzgada con sabiduría por nuestro Soberano Dios, que no tomará por justo al culpable y al menesteroso le dará honra.