Saltar al contenido

¿Qué es la oración vespertina? ¿Cómo hacerla?

3 agosto 2020
¿Qué es la oración vespertina? ¿Cómo hacerla?

Pensando en las horas que componen el día, nos damos cuenta de que cada una guarda su importancia y su momento para tener una comunión con Dios, de allí que para nuestras tardes es oportuno saber qué es la oración vespertina, según la palabra, es la recomendada para encomendarnos a él en dicho momento.

Recordemos que los espíritus malignos, obran en cada momento del día, incitándonos a que hagamos cosas que nos pongan en conflicto con nuestro padre celestial y que no encontremos la armonía necesaria que tanto deseamos tener, para llevar una vida bajo el manto divino y protector de Dios.

En consecuencia, conocer que, plegarias como estas, tienen la capacidad de resguardarnos de las manos malignas que constantemente nos quieren perturbar nuestra tranquilidad, por lo que sería esencial que dediquemos unos minutos para realizar este modelo de oración y conseguir que Dios aleje de nuestro camino todo malestar diabólico.

¿Qué es la oración vespertina?

Este tipo de conmemoración cristiana es atribuido a tiempos antiguos, cuando Jesucristo estaba en la tierra, dejando evidencia del poder de Dios en el mundo.  Desde entonces, este tipo de oraciones tiene una importancia relevante, sobre todo en la iglesia católica.

No obstante, si nosotros queremos realizar este tipo de oraciones sin ser miembro de la  iglesia católica, también tenemos permitido hacerla, ya que, debemos recordar que Dios no hace exención de personas, ni religiones, su bondad y misericordia es para todos por igual.  De allí, que no podemos pensar que buscar más de Dios, nos hace más santos que otros.

Si bien es cierto, que desde la antigüedad este tipo de oraciones es realizada, no fue hasta 1930 que la iglesia católica la absorbió como una ceremonia,  conocida como el triduo pascual, esta se caracteriza por conmemorar la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo.

También, es importante mencionar que su aplicación, solo es una particularidad de la semana santa, además, entra en una estructura de oraciones que se ejecutan en aproximadamente 3 días. Donde se glorifica y se alaba momentos cruciales de la historia misteriosa de Jesús.

Asimismo, es crucial saber que la oración vespertina, no es más que la realización de una plegaria a Dios, específicamente en la tarde, siendo aplicada según el esquema católico, los jueves después del mediodía.

Cómo hacerla

Quiero mostrarte una oración muy sencilla para que realices en tus tardes y puedas agradar a Dios con todo el poder divino, ya que esta plegaria, es tomada del salmo 4, donde el rey David nos escribe con mucha sabiduría celestial la oración perfecta para ese momento.

Mi Dios,

espero tu respuesta

cuando clamo a ti,

oh Dios de justicia y amor.

 

En mis momentos de dolor,

tú me hiciste soportar,

tuviste misericordia de mí y

le prestaste atención

a mi oración.

 

Soy hijo de hombre,

que no debo volver

tu honra en infamia,

ni amar la vanidad,

tampoco buscar engaño.

 

Porque tú,

padre celestial, has escogido

al humilde corazón de Jesús,

para escuchar mis

oraciones y responderlas.

Por eso, debo confiar y

no pecar en este mundo.

 

Solo en mi cama,

guardando silencio,

mi corazón puede

meditar en Dios y

encontrar el amor divino que

él tiene para mi vida.

 

Asimismo te pido que

alces tu luz divina

sobre mi rostro,

para que camine

con confianza y

seguridad en las horas que

me faltan por recorrer.

 

Reconozco que solo tú

me puedes hacer

dormir en paz, y

despertar en mi cama

de la misma forma.

 

Al mismo tiempo, acepto que

tienes el poder

para hacerme vivir confiados

y con amor genuino.

 

En el nombre de Jesucristo.

 

Amén.

Significado correcto

El significado correcto de estas oraciones, lo podemos encontrar dentro de nuestro ser. Ejecutar una oración sin saber lo que llevamos dentro, no tiene sentido. Su bondad para con nosotros siempre va a estar, somos nosotros los que no sabemos cómo llegar a Dios.

De allí, que sea en la mañana, tarde o noche. Si realmente no buscamos en nosotros mismos cómo llegar a su presencia, nada nos hará alcanzar y gozar de todo el amor que él tiene para dar.

Por lo que te pido que principalmente la búsqueda sea en tu interior, después vendrá lo demás. Dios seguro te escuchará y caminará a tu lado.