Saltar al contenido

¿Cómo orar a Dios para quedar embarazada y tener un hijo? ¡Haz un milagro!

21 junio 2020
¿Cómo orar a Dios para quedar embarazada y tener un hijo? ¡Haz un milagro!

Uno de los deseos más comunes en toda mujer es encontrar el verdadero amor en un hombre que la haga feliz. Contraer matrimonio y formar un hermoso hogar. Algunas parejas prefieren no tener hijos, pero la gran mayoría desean consolidar su amor trayendo hijos al mundo. Sabes ¿Cómo Orar a Dios para quedar embarazada y tener un hijo?, te orientamos como hacerlo.

Existen algunas mujeres y hombres que por determinados problemas de salud o patologías diversas no pueden concebir hijos. La tecnología en estos casos ha presentado diferentes métodos para conseguirlo. Aun así, siempre es beneficioso acogerse a las bondades de Dios para solicitar en oración ayuda celestial y lograr quedar embarazada.

Nunca olvides que Dios todo lo puede, y que bajo su voluntad no hay nada imposible. Por ello ora siempre con fe, confía en la mano milagrosa de nuestro Padre, y deja que su poder milagroso inunde tu vientre, hasta hacerlo puro y listo para crear una nueva vida,

Oración a Dios para quedar embarazada y tener un hijo sano y vigoroso

Dios es nuestro padre y creador, somos hijos de su poderoso amor y tiene para nosotros un sinfín de regalos. Esperando a que logremos obtenerlos siendo fieles cristianos acatando sus normas y mandamientos. El traer un hijo a este mundo es una gran responsabilidad que debemos enfrentar con esmero y dedicación.

Si te preguntas ¿Cómo Orar a Dios para quedar embarazada y tener un hijo? Entrega una bonita oración a Dios. Para que pueda permitirte gozar de la dicha de ser madre o padre dentro de la voluntad que tenga destinada para cada uno. Y para hacerlo, debes elevar tus plegarias con el corazón desnudo, orando de la siguiente manera:

“Mi Dios Todopoderoso

Oh Maravilloso Rey de los Cielos y de la Tierra,

mi adorado Dios omnipotente que todo

La sabe y todo lo ve.

 

Permite a este humilde servidor,

extender mi plegaria de socorro y piedad

para que me conceda bendecir mi vida con la

Llegada de un bebé a este mundo.

 

Deseo desde el fondo de mi corazón quedar

embarazada para consolidar el amor que

Siento hacia mi pareja.

 

Permite que la semilla de la vida sé

siembre y florezca dentro de mí,

que nada pueda impedir que quede

embarazada y que ese bebé se forme con

Toda normalidad y en su preciso momento…”

 

O también puedes iniciar de

la siguiente manera:

“Mi Dios Todopoderoso

Me acojo a todo lo que me ofreces porque

creo en tu existencia y el poder de conceder

milagros a quienes claman a ti.

Nuestras vidas se sienten incompletas pues el

amor que nos une nos incita

a entrelazar nuestro fuerte

sentimiento en una criatura

por parte de los dos.

 

Hemos trabajo para conseguir la estabilidad que

conlleva traer un hijo y solo esperamos

que puedas bendecir

nuestras vidas con este milagro

que tanto anhelamos.

 

Concédeme la dicha de quedar encinta,

de gozar de esa maravillosa

emoción que sintió la Virgen

María al saber que daría a luz

a un hermoso bebé.

 

Quiero imitar su ejemplo de madre entregada a la

formación y al amor de su hijo…”

 

Amén

Oración constante cargada de Bendiciones

¿Cómo orar a Dios para quedar embarazada y tener un hijo? ¡Haz un milagro! Dios siempre atiende a nuestros llamados, siempre esta dispuestos a concedernos lo que tanto anhelamos. Promete que serás una buena madre, que entregarás tu vida a cuidar y velar de tu hijo, que sacrificarás tus gustos y preferencias para solventar sus necesidades.

Mantén firme tu fe y tu esperanza, se una verdadera hija de Dios, corresponde a su amor con respeto, devoción y mucha obediencia. Cuida de tu salud y bienestar para que cuando la dicha llegue a tu vida, puedas servir a Dios como él así lo desea.

Pues, el altísimo es siempre bondadoso y benefactor con sus hijas. Y Él más que nadie sabe que es amar un hijo, por lo que nunca debes dudar, que Dios va a concederte ese primogénito que tanto anhelas y quieres en tu vida.

Se firme en tu fe y pura en tu corazón. Demuestra al creador que eres digna de ser madre y que la criatura que se engendrará en tu vientre solo recibirá amor, ese amor sagrado que solo un hijo de Dios entiende y puede dar a otros.