Saltar al contenido

Oración especial a Jesús Señor de la Misericordia para casos difíciles

23 mayo 2020
Oración especial a Jesús Señor de la Misericordia para casos difíciles

Tenemos, mas de mil razones para creer en el poder del Señor Jesús, sin duda alguna podemos ver que su misericordia esta para con nosotros, sabiendo que somos pecadores y que estamos en un mundo de maldad, el sin importar esto en la oración especial a Jesús Señor de la Misericordia para casos difíciles nos hace entender que no hay otro Señor.

El fue quien, con su inmenso amor, nos dio la oportunidad de volvernos a redimir y nos enseña, que debemos pedirle con fe, que el estará siempre dispuesto a oír nuestras oraciones, el es a quien debemos acudir en los momentos de aflicción, momentos de angustia y los momentos que a nuestro parecer son imposibles.

Esta hermosa oración a Jesús Señor de la Misericordia en momentos difíciles nos ayuda

En tiempos de aflicción, tenemos ese apoyo tan grande y hermoso, que nos hace estar confiados ya que a través de esta oración especial a Jesús Señor de la Misericordia para casos difíciles podemos confiar en Jesús Señor que habrá respuesta y perdón.

Jesús Señor de misericordia,

Tu que vives y reinas en las alturas,

que conoces mis pensamientos,

y sabes a profundidad mis problemas.

 

Primeramente, quiero que sepas que

eres el único a quien puedo acudir,

sobre todo en situaciones de angustia,

igualmente momentos que nos hacen

sentir, tristeza y dolor.

 

Tu amor y misericordia,

están en completa dirección,

hacia los que te aman,

de tal manera que estas,

dispuesto siempre a responder.

 

Tu no desprecias un corazón,

adolorido y humillado, que a pesar

que hay cientos de fallas,

intercedes por nosotros.

 

Ya que sufriste los más duros maltratos,

igualmente permitiste que te crucificaran,

llevando una corona de espinas.

 

Al tercer día resucitaste, de tal forma

demostrándole al mundo que, no hay

otro Dios sino tú, El hijo de Dios,

Padre, Hijo y Espíritu santo.

 

Los tres son uno, asimismo tu

das descanso al agobiado, das sanidad

al enfermo, das paz a quien de mañana

te busca, confiadamente porque en ti confía.

 

Permite Señor que podamos buscarte,

igualmente podamos dedicar más de

nuestro tiempo, dar mas de lo que podemos.

 

Porque eres bueno y misericordioso,

Oh Señor de benevolencia,

escucha siempre nuestras suplicas,

la humanidad pide misericordia.

 

Sobre todo en estos momentos donde

vemos guerra, nación contra nación,

pueblo contra pueblo.

 

Padres contra hijos, hijos contra padres,

es el final de los tiempos.

 

De cualquier manera la maldad ha crecido,

el amor ya no se ve en las calles,

miles de niños mueren por falta de atención.

 

Y los grandes gobiernos solo

piensan en guerra.

 

De todos modos mete tu mano poderosa

Señor, ayuda a los niños que mueren de

hambre, los abuelos que son

marginados por sus hijos.

Por supuesto que te pido,

que coloques tu mano poderosa Señor,

para que encuentren paz y tranquilidad.

 

Señor y Padre de bondad,

sabes que nuestras fuerzas son pocas,

de tal forma no son lo suficiente para

mantenernos, dando la buena batalla,

venciendo las artimañas del enemigo,

 

Nuestra fe está en ti, eres quien

perdona nuestras iniquidades,

hacedor de maravillas, Padre

celestial dueño de todo.

 

Responde nuestras oraciones,

tu misericordia es infinita cada mañana,

nos amas tanto.

 

Aparte que intercedas a cada segundo

por nosotros, regalándonos tus

bondades cada mañana.

 

Incomparable es tu amor,

en tu majestad quiero postrarme,

adorarte, bendecir tu nombre,

en agradecimiento por lo que haces.

 

Por otro lado tenemos seguridad en ti,

tu palabra es poderosa, fuimos por tus

llagas curados, en la cruz venciste la muerte.

 

Por consecuencia al tercer día resucitaste,

vestido de gloria subiste al cielo,

prometiste que regresarías,

A levantar a tu pueblo.

 

Aquellos que te sirvieran en espíritu y verdad.

gracias Señor Jesús, por tus infinitas

misericordias, por la dicha que nos concedes.

 

De respirar cada mañana, y saber

señor que tú eres real, ayúdanos

a hacer tu voluntad, que el camino

jamás lo desviemos, mostrando a ti

lealtad, hasta el día de nuestra muerte.

 

Amén.

¿Por qué orar en todo momento?

No apartemos nuestro corazón de Jesús, mantengamos una comunión estable con el y no solo le busquemos en aflicciones, sino que el vea nuestro interés de servirle y así esta, oración especial a Jesús Señor de la Misericordia para casos difíciles sea escuchada y respondida, cuando mas necesitamos es cuando más buscamos, pero hagámoslo también en los momentos de refrigerio, de gozo y de alegría que nuestra vida este dedicada a Dios, en ofrenda de gratitud.