Oración de la noche del 15 de Abril

Oracion de la noche del 15 de abril

Entra aquí si lo que quieres es ponerte en el lugar de tus enemigos con esta oración de la noche del 15 de abril. Es cierto que puedes pedir protección contra tus enemigos, pero es mejor pedir perdón por ellos y que Dios comience a obrar sobre sus vidas.

Índice()
  1. Oración para pedir perdón por los enemigos
  2. La importancia de perdonar a los enemigos

Oración para pedir perdón por los enemigos

Pedir perdón siempre será algo complicado si nuestro corazón no se encuentra lo suficiente cerca del amor de Dios. Así como nosotros podemos obtener de su misericordia, porque nuestros enemigos no lo harían. Lo cierto es que para ser perdonados necesitamos perdonar.

Padre celestial, Tú sabes que

vengo ante ti de la forma más

sincera posible para poder hablar

contigo, por todo lo que pasa

en mi vida y por todas aquellas

personas que están en ella.

 

No soy la mejor persona

en todo momento, tengo que

decir que también me tropiezo

de vez en cuando. Que existen

momentos donde puedo llegar a

odiar a una persona.

 

Porque siento que todos en

algún momento de nuestras vidas

llegamos a sentir celos de alguien o

rabia por lo que ha hecho.

 

Se puede decir que todos los

seres humanos somos defectuosos

en algún ámbito, sin embargo

Tú nos ves como la obra más

perfecta que jamás se ha creado.

 

Y al final es eso lo que

hace la diferencia entre las

demás personas y sus creencias, y

Tú con todo tu amor y misericordia.

 

Siento que no hay nadie más

capaz de hacer las cosas que

haces cada día, que no existe

ni siquiera alguien capaz de perdonar

tantos pecados una y otra vez.

 

Padre amado, Tú que nos has hecho

perfectos a tu imagen, que

nos has dado la inteligencia suficiente

para comprender tus obras, y para

poder admirarlas una y otra vez.

 

Te considero el mejor artista,

el que se merece el mejor premio

por su grandeza. Porque al

final de todo Tú eres el único

capaz de entendernos.

 

Somos criaturas que hacemos

todo por nuestra conveniencia, y

muchas veces nos olvidamos de

lo que de verdad es importante.

 

Ese amor que si fuera algo

constante en nuestras vidas,

el mundo sería mucho más

tolerante, y por supuesto diferente

a lo que es ahora.

 

Las personas debemos cambiar,

porque absolutamente nadie hasta

el día de hoy se ha

logrado igualar a ti.

Quiero agradecer por ser mi guia y por perdonar mis pecados

Y claramente, es algo que no

se podrá lograr jamás, porque

al final de todo Tú eres más

que nuestro maestro. Tú eres

el que nos dio la vida.

 

Solo eso es un regalo maravilloso,

el simple hecho de poder ver,

correr, saltar, tan solo sonreír

es algo que debemos apreciar.

 

Es triste ver como gira

el mundo y diariamente personas

mueren por culpa de la envidia,

la ira y otras cosas.

 

Si tan solo pudiéramos aprender

a perdonar a nuestros enemigos

y amarlos igual que amamos a

nuestros amigos y familiares.

 

Si pudiéramos comprender que

todos somos diferentes, pero que

cada uno de nosotros necesita

del otro.

 

Padre, por favor, te pido que

tengas piedad de mis enemigos

y que no tengas en cuenta sus

pecados. Que por el contrario

ellos puedan darse cuenta de

las bendiciones que implican seguirte.

 

Que puedan cambiar al observarme

y que al intentar hacer algo

en mi contra puedan verte

a ti y pensar la verdadera razón

de por qué hacen lo que hacen.

 

Es que es cierto que

hay momentos en los que nos

dejamos llevar por la ira, el odio

o la venganza y eso nos ciega

 y nos vuelve un arma en potencia.

 

Algo que sin dudas no quiero

llegar a ser en mi vida, porque

lo único que quiero es ser

capaz de verte a la cara

cuando mi tiempo se haya terminado.

 

Quiero agradecerte por guiarme y

por perdonarme mis pecados, y

si Tú perdonas mis pecados

por qué yo no podría perdonar

a los que pecan contra mí.

 

Por eso en este momento

perdono a los que me maldice,

y pido perdón por sus malos

pasos.

 

Amén.

La importancia de perdonar a los enemigos

El amor de Dios radica en el perdón, es cierto que podríamos pedir contra nuestros enemigos, pero al final qué nos diferenciaría, solo perdonar nos diferencia.

Subir