Saltar al contenido

¿Cómo orar a Dios para ayudar a sanar del cáncer y tumores? ¡En tus manos estoy, Padre!

23 junio 2020
¿Cómo orar a Dios para ayudar a sanar del cáncer y tumores? ¡En tus manos estoy, Padre!

Padecer alguna enfermedad siempre es motivo de preocupación. No solo para quien la siente sino para los familiares que se preocupan y dedican su tiempo en ofrecer atenciones al enfermo. Más duro es aún, que se haya diagnosticado una enfermedad terminal, es decir, que no tenga cura y que le conduzca a la muerte. Te ayudaremos a ¿Cómo orar a Dios para ayudar a sanar del cáncer y tumores? ¡En tus manos estoy, Padre!

Cuando se presenta una situación como esta y se le diagnostica a una persona la presencia de algún tumor o ya el cáncer en sí definido. Es realmente muy doloroso para quien lo padece y para quienes le rodean. Pues conocemos que es una enfermedad con pocas probabilidades de cura y altos promedios de muerte.

Por tal razón, no hay mejor refugio para nuestras almas; si somos víctimas directas o indirectas de esta enfermedad. Que encomendar la sanación de nuestro cuerpo a las sagradas manos de Dios Todopoderoso.

Aprende cómo orarle a Dios para que nos ayude a sanar del Cáncer y Tumores

Enfrentar y asumir el padecimiento de esta enfermedad. No es una actitud muy fácil que se diga y son muchos los factores que conllevan a caer en tristeza y depresión. Pues no solo es una enfermedad difícil de sobrellevar, sino que la posible cura implica un tratamiento fuerte que debilita todo el organismo.

Implorar ante Dios sanación divina para eliminar tumores y células cancerígenas es una forma de refugiarse en el poder de Dios para conseguir sanación y vida. ¿Cómo orar a Dios para ayudar a sanar del cáncer y tumores? ¡En tus manos estoy, Padre! Recita esta oración con mucha fe:

“Dios Todopoderoso

Oh mi Dios Todopoderoso, amo y señor de mi vida,

eres el Rey del Mundo y de los Cielos,

nada sucede en la tierra si no es bajo tu voluntad y

por eso hoy recurro a ti mi Amado Señor,

 para suplicarte piedad y socorro ante esta cruel

enfermedad que consume mi vida.

 

 Apiádate de mi cuerpo que se siente débil y

derrotado al sentirse tan enfermo,

 escucha mi llamado ¡Oh Príncipe Eterno!

 

Inclinado frente a ti pido compasión y consuelo

para que puedas librarme de todo

el mal que se apodera de mí.

  

Sana mi vida, cancela la enfermedad,

elimina los dolores y hazme libre de todo elemento

maligno que quiera reposar en mi cuerpo.

 

Aleja el cáncer, las células malignas, los

tumores y todo lo que perjudique mi salud.

 

Dame sanidad, vitalidad, energía y fortaleza

 para salir de esta situación de tu mano Señor mío.

 En ti confío…”

No pierdas la fe ni la esperanza, Dios también puede escucharte a través de la siguiente oración:

“Misericordioso Dios Mío

 Oh Mi Dios, Santo y Poderoso,

me arrodillo ante ti con mi mayor humildad,

para pedir te apiades de mi vida y de mi cuerpo,

hoy estoy destrozado pues estoy enfermo.

 

Mi cuerpo padece una enfermedad terminal

que debilita todo mi ser,

 mi corazón esta destrozado por esta noticia,

pero busco refugio en tu palabra santa.

  

Ten compasión de mí y ayúdame a sobrellevar

esta terrible enfermedad,

 no quiero morir aún,

hay personas que dependen de mí,

familiares que me necesitan,

hay cosas aún pendientes por hacer.

  

Me refugio en tu santa palabra,

 me entrego a tu sagrada voluntad,

lucho esta batalla de tu mano para que

juntos salgamos victorioso.

 

 Me arropo con tu santo manto para que limpies

mis heridas y deshagas mis enfermedades.

 Mi Divino Señor, en tus manos encomiendo mi vida…”

 

Amén

Oración milagrosa sanadora de enfermedades

Nada es imposible para Dios, su misericordia nos arropa a todos por igual. No permitas que estas dificultades te alejen de Dios y de su gracia divina. No importa lo mal que puedas sentirte por esa fuerte noticia, entrega toda tu fe y tu esperanza a Dios. En conjunto con los tratamientos correspondientes su poder milagroso tocará tu vida y te hará sano.

La oración constante y verdadera tiene un poder muy especial ante Dios. La santísima Virgen, el Espíritu Santo y todos los seguidores de Dios que se han convertido en santos. Descansa tu alma y conecta tu espíritu en la más profunda oración para que puedas ir sanando milagrosamente bajo la voluntad de Dios.